Actualizado: 19:52 CET
Jueves, 17/10/2019

Mundo

El líder del ultraderechista Partido de la Libertad, acusado de discriminación

Wilders, cuya campaña electoral se ha centrado en las políticas de inmigración, preguntó a sus votantes si querían "más o menos marroquíes" en La Haya


El líder del ultraderechista Partido de la Libertad holandés, Geert Wilders, ha sido acusado de discriminación después de que impulsara a sus votantes a corear cánticos contra los marroquíes tras el buen resultado de su formación en las elecciones municipales que se han celebrado este miércoles en Países Bajos.

   Wilders, cuya campaña electoral se ha centrado en las políticas de inmigración, preguntó a sus votantes si querían "más o menos marroquíes" en La Haya, lo que provocó una ola de cánticos con los que pedían que hubiera menos. "Yo me encargaré de ello", fue la respuesta del político ante la aclamación de sus seguidores.

   Después de unos comicios que le han colocado en muy buena posición en La Haya y en Almere, las dos ciudades donde se ha presentado, la formación de Wilders, de carácter euroescéptico y contraria al Islam, podría convertirse, según los últimos sondeos, en la mayor fuerza política del país en las próximas elecciones europeas.

   La Asociación de Marroquíes Holandeses, que representa a los 368.000 ciudadanos de origen marroquí en Países Bajos, ha asegurado este jueves que presentará cargos por discriminación contra Wilders y ha instado al resto de organismos a hacer lo mismo.

   El director de la asociación, Ahmed Charifi, ha afirmado que Wilders ha cruzado "una frontera legal" al dirigirse de esa manera contra un grupo específico de personas.

   "Esto tiene un gran impacto en la comunidad y espero que la Justicia lo vea. Se ha pasado de la raya y, para ser honestos, es un poco aterrador", ha advertido. "Recuerda a las imágenes de ese hombre con bigote en la década de los 30 frente a un micrófono", ha añadido, en referencia a los discursos del dictador Adolf Hitler.


   El primer ministro neerlandés, Mark Rutte, del Partido Liberal, ha declarado que este incidente le ha dejado "mal sabor de boca". "No me importa de dónde venga toda esa gente que quiere contribuir de forma positiva a nuestro país. Todo lo que importa es su futuro", ha asegurado en una cadena de televisión local.

   Es la segunda vez en una semana que Wilders provoca una situación similar. La semana pasada, el líder del partido ultraderechista aseguró en La Haya que votaría "por una ciudad con menos problemas y si es posible, con muchos menos marroquíes".

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Michelle Obama llega a Pekín en un viaje destinado a fomentar el "entendimiento mutuo" entre China y EEUU
chevron_right
Fallece Robert Strauss, exembajador de EEUU en Moscú