Actualizado: 11:41 CET
Lunes, 22/07/2019

Mundo

Al Assad: un triunfo de los insurgentes causaría un "efecto dominó"

Los disturbios se extenderán "a este, oeste, norte y sur". "Esto provocará una situación de inestabilidad que durará años o incluso décadas", ha argumentado

El presidente sirio, Bashar al Assad, ha advertido este sábado de que un triunfo de los insurgentes sublevados contra su régimen podría desestabilizar toda la región de Oriente Próximo con un "efecto dominó" y ha arremetido contra Turquía por apoyar el "baño de sangre" que vive el país.

   "Si la agitación que sufre Siria provoca la división del país o si las fuerzas terroristas toman el control (...) la situación inevitablemente se extenderá a los países vecinos y provocará un efecto dominó por todo Oriente Próximo y aún más allá", ha afirmado Al Assad en una entrevista concedida a una televisión turca y colgada este sábado en la web de la Presidencia siria.

   Los disturbios se extenderán "a este, oeste, norte y sur". "Esto provocará una situación de inestabilidad que durará años o incluso décadas", ha argumentado.

   El dirigente sirio ha acusado además a los insurgentes de utilizar "eslóganes sectarios" y ha asegurado que los que se enfrentan son "fuerzas y estados que buscan hacer volver a la gente al pasado y estados que quieren llevar a la gente a un futuro próspero", en referencia velada a Arabia Saudí y otras monarquías absolutas del golfo Pérsico que apoyan la rebelión.

   Al Assad también se ha referido a Turquía, que igualmente respalda a los insurgentes, y ha advertido al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, de que el no es fácil detener el derramamiento de sangre. "El fuego de Siria quemará Turquía. Por desgracia, no se da cuenta de esta realidad", ha argumentado. Según el dirigente sirio, Erdogan "no ha dicho ni una sola palabra verdadera desde que comenzó la crisis en Siria".

   En cuanto a la Liga Árabe, que ha aceptado ya a la principal coalición opositora como representante legítima de Siria, les ha reprochado su "falta de legitimidad". "Es una organización que representa a los estados árabes, no a los pueblos árabes. Le falta legitimidad desde hace mucho tiempo precisamente debido a estos estados árabes (...), que no reflejan la voluntad del pueblo árabe", ha denunciado.


   Por último, Al Assad se ha referido a los países occidentales. "Francia y Reino Unido han perpetrado masacres en Libia con el apoyo y la cobertura de Estados Unidos. El Gobierno turco está hundido en la sangre hasta las rodillas. ¿Realmente les preocupa a estos estados la sangre siria?", se ha preguntado.

   En la entrevista ha aprovechado para desmentir los rumores sobre su paradero o su posible muerte y ha asegurado que sigue viviendo en Damasco, donde los rebeldes controlan ya algunos barrios de las afueras. "No estoy escondido en ningún búnker. Estos rumores (buscan) socavar la moral del pueblo sirio. Tampoco vivo en un buque de guerra ruso ni en Irán. Vivo en Siria, en el mismo lugar donde he vivido siempre", ha asegurado.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Rescatado con vida un bebé casi 30 horas después del derrumbamiento
chevron_right
Mandela recibe el alta médica