Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 04/02/2023  

Meteoro

La Vía Láctea es demasiado grande para su pared cosmológica

Es algo que aún no se ha observado en otras galaxias y que coloca a la nuestra en una categoría especial

  • Una solitaria galaxia análoga a la Vía Láctea. -

Un nuevo estudio demuestra que la Vía Láctea es demasiado grande para su 'pared cosmológica', algo que aún no se ha observado en otras galaxias y que coloca a la nuestra en una categoría especial.

Una pared cosmológica es una disposición aplanada de galaxias que rodean a otras galaxias, caracterizada por regiones especialmente vacías llamadas "vacíos" a ambos lados de ella. Estos vacíos parecen aplastar las galaxias en forma de tortita para formar la disposición aplanada. Este entorno de paredes, en este caso llamado Hoja Local, influye en cómo la Vía Láctea y las galaxias cercanas giran alrededor de sus ejes, de una forma más organizada que si estuviéramos en un lugar cualquiera del Universo, sin pared.

Típicamente, las galaxias tienden a ser significativamente más pequeñas que esta llamada pared. Se ha descubierto que la Vía Láctea es sorprendentemente masiva en comparación con su pared cosmológica, un hecho cósmico poco frecuente.

Los nuevos hallazgos --publicados en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society-- se basan en una simulación informática de última generación, que forma parte del proyecto IllustrisTNG. El equipo simuló un volumen del Universo de casi mil millones de años luz que contiene millones de galaxias. Sólo un puñado -aproximadamente una millonésima parte de todas las galaxias de la simulación- eran tan "especiales" como la Vía Láctea, es decir, estaban incrustadas en una pared cosmológica como la Hoja Local y eran tan masivas como nuestra galaxia natal.

Según el equipo, puede ser necesario tener en cuenta el entorno especial que rodea a la Vía Láctea al realizar simulaciones, para evitar el llamado "sesgo copernicano" al hacer inferencias científicas a partir de las galaxias que nos rodean. Este sesgo, que describe la eliminación sucesiva de nuestro estatus especial en los casi 500 años transcurridos desde que Copérnico degradó a la Tierra de estar en el centro del cosmos, provendría de suponer que residimos en un lugar completamente promedio en el Universo. Para simular observaciones, los astrónomos asumen a veces que cualquier punto de una simulación como IllustrisTNG es tan bueno como cualquier otro, pero los hallazgos del equipo indican que puede ser importante utilizar ubicaciones precisas para realizar tales mediciones.

"La Vía Láctea es, en cierto modo, especial", afirma en un comunicado Miguel Aragón, director de la investigación. "La Tierra es muy obviamente especial, el único hogar de vida que conocemos. Pero no es el centro del Universo, ni siquiera del Sistema Solar. Y el Sol no es más que una estrella ordinaria entre miles de millones en la Vía Láctea. Incluso nuestra galaxia parecía ser sólo otra galaxia espiral entre miles de millones de otras en el Universo observable."

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN