Publicidad Ai
Publicidad Ai

Mundo

Shanghái confina algunas zonas ante el repunte de casos tras una semana festiva

El último parte sanitario de las autoridades médicas de la ciudad da cuenta de 34 nuevas infecciones, la cifra más alta desde principios de julio

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Shanghái. -

Varios complejos residenciales de la megalópolis oriental china de Shanghái han vuelto a ser confinados ante el repunte de los contagios de covid tras la "semana dorada", el período festivo que sigue a la celebración del Día Nacional, que dejó 422 millones de desplazamientos en todo el país.

En algunas zonas de la ciudad han vuelto a hacer acto de presencia las temidas vallas verdes que clausuraron edificios y urbanizaciones durante semanas -en ciertos casos, más de dos meses- a lo largo de la primavera en el marco del estricto confinamiento general ordenado para atajar el peor rebrote vivido en la ciudad desde el inicio de la pandemia, causado por la contagiosa variante ómicron.

En otros casos, se trata de edificios aislados que han sido cerrados durante dos días, tras los que los residentes son liberados con la condición de que tomen precauciones con su salud durante otros cinco días adicionales y se sometan a tres pruebas PCR.

El último parte sanitario de las autoridades médicas de la ciudad da cuenta de 34 nuevas infecciones -31 de ellas, asintomáticas-, la cifra más alta desde principios de julio.

A nivel nacional, se detectaron más de 2.100 positivos -casi 1.700 de ellos, asintomáticos- en las últimas 24 horas, mientras que el número de casos activos con síntomas asciende a unos 3.900, de los que 12 se encuentran en estado grave.

La situación es especialmente sensible no solo por la estrategia de tolerancia cero contra el virus que el Gobierno sigue defendiendo, sino porque este próximo domingo comenzará en Pekín el XX Congreso del Partido Comunista, el importante cónclave quinquenal en el que se espera que el secretario general de la formación y presidente del país, Xi Jinping, obtenga un tercer mandato inédito entre sus últimos predecesores.

Shanghái cuenta ahora con casi 30 zonas consideradas de riesgo medio de contagio, repartidas en 10 de sus 16 distritos, así como con una de "riesgo alto" en Jiading, en las afueras.

Por el momento, las autoridades, que ya llevaron a cabo dos rondas de pruebas PCR en toda la ciudad la semana pasada, han asegurado que los últimos contagios no están relacionados con la nueva subvariante de ómicron, BF.7, de gran capacidad de contagio y detectada ya en otras partes del país como la región septentrional de Mongolia Interior.

Ante el aumento de contagios y el confinamiento de urbanizaciones, la prensa local ya ha ofrecido incluso una guía de qué hacer en caso de que el código QR sanitario empleado para el control de la pandemia se vuelva de color rojo, el asignado para contagiados, contactos cercanos o personas que han visitado las citadas zonas de riesgo medio o alto.

Para otros, la vida sigue: por ejemplo, en los últimos días circula en redes sociales un vídeo de una discoteca en el que unos jóvenes muestran su código QR rojo antes de seguir bailando.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN