Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 01/07/2022  

Mundo

Rusia podría estar utilizando equipamiento de Nokia en su principal sistema de espionaje

Podría ser la proveedora del equipo y el software que conecta la herramienta “más poderosa” para la vigilancia digital, según 'The New York Times'

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • NOKIA

La compañía finlandesa Nokia podría ser la proveedora del equipo y el software que conecta la herramienta “más poderosa” del Gobierno ruso para la vigilancia digital, denominada SORM, con la mayor red de telecomunicaciones del país, según ha desvelado recientemente 'The New York Times'.

A principios de marzo, Nokia afirmó que interrumpiría sus ventas a Rusia. Sin embargo, y según este medio de comunicación, es probable que el Gobierno de Putin siga utilizando esta herramienta para vigilar a sus detractores durante el actual conflicto con Ucrania.

Ya en su día el SORM fue empleado por el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, antiguo KGB) para espiar a los partidarios del líder de la oposición rusa Aleksei A. Navalny. Uno de los opositores, tal como mencionan los investigadores, fue asesinado.

De acuerdo con documentos a los que ha tenido acceso el diario estadounidense, Nokia proporcionó durante más de cinco años equipos y servicios para conectar el SORM con el mayor proveedor de servicios de telecomunicaciones de Rusia, MTS. La herramienta permite el rastreo y registro de comunicaciones, tanto telefónicas como por Internet, así como la lectura de mensajes enviados a través de medios digitales. Según explica el medio, aunque Nokia no fabrica la tecnología que intercepta las comunicaciones, los documentos muestran cómo la compañía trabajó con empresas rusas vinculadas al Estado para planificar, agilizar y solucionar los problemas de conexión del sistema SORM con la red MTS.

Según los documentos investigados, que abarcan un período entre 2008 y 2017, Nokia podría ser consciente del funcionamiento de un sistema de vigilancia en Rusia, labor que a su vez le ayudaría a expandir su negocio en el país, donde es hoy uno de los principales proveedores de equipos y servicios para las redes de varias empresas de telecomunicaciones.

Nokia ha negado hoy “tajantemente” su apoyo al espionaje ruso afirmando que “no fabrica, instala ni da servicio a equipos o sistemas SORM”. Además, ha manifestado que la capacidad para realizar vigilancia electrónica es responsabilidad de los operadores y que “Nokia no tiene la capacidad de controlar, acceder o interferir ninguna capacidad de interceptación legal en las redes que poseen y operan nuestros clientes”.

TE RECOMENDAMOS