Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 28/06/2022  

Mundo

Toque de queda a las 20.00 horas para la hosteleria en Irlanda

El jefe médico del Ministerio de Sanidad, Tony Holahan, también instó a la ciudadanía a recurra al "sentido común" y limite sus contactos a grupos reducidos

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Un castillo irlandés

Irlanda estrena este lunes nuevas restricciones para frenar la ola de positivos de covid provocados por ómicron, con un toque de queda para la hostelería fijado a las 20.00 horas y reducciones de aforo en eventos multitudinarios.

El jefe médico del Ministerio de Sanidad, Tony Holahan, también instó hoy a la ciudadanía a recurra al "sentido común" y limite sus contactos a grupos reducidos.

El experto consideró que la "participación ciudadana" es clave para frenar el repunte de la pandemia, ya que el Gobierno, dijo, no prevé introducir medidas más estrictas antes de Navidad, si bien los medios irlandeses aseguran que habrá un nuevo confinamiento después de las festividades.

A partir de las 20.00 horas de hoy, todos los bares, restaurantes y cafeterías deberá cerrar sus puertas, aunque seguirán abiertos los establecimientos de comidas para llevar, según anunció este viernes el primer ministro, el centrista Micheál Martin.

Los eventos en interiores que se desarrollen antes del toque de queda deberán restringir su aforo en un 50 % o en mil personas, el número que sea menor, mientras que el límite en exteriores es de 5.000 personas.

Por contra, sí se podrá celebrar bodas después de las 20.00 horas con un máximo de cien invitados, al tiempo que los servicios religiosos están exentos de restricciones.

Asimismo, el Gobierno de Dublín, de coalición entre centristas, democristianos y verdes, ha pedido a aquellos que aún no han recibido la dosis de refuerzo que restrinjan sus movimientos durante diez días si han estado en "contacto estrecho" con un positivo.

Ese periodo se rebaja a cinco días para los que tienen el refuerzo desde hace una semana, aunque deberán hacer tres test de antígenos antes de retomar su actividad normal.

Martin ha indicado que todas estas medidas, que estarán en vigor hasta el próximo 30 de enero, son necesarias para frenar el avance de ómicron, la variante del coronavirus que ya es la dominante en Irlanda.

Las últimas cifras confirmaron este domingo que se detectaron 5.124 nuevos positivos de covid-19 en las 24 horas anteriores, de los cuales el 52 % están provocados por ómicron.

Asimismo, sigue alta la tasa de incidencia acumulada por 100.000 habitantes, que se sitúa ahora en 1.276,4 casos en catorce días. 

TE RECOMENDAMOS