Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 05/07/2022  

Mundo

Polémica en Canadá por la destitución de una profesora con velo musulmán

Reaviva el debate sobre una ley de la provincia canadiense que prohíbe el uso de símbolos religiosos por parte de empleados públicos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Una joven con hiyab.

La polémica destitución de una profesora en Quebec por llevar en clase el velo musulmán renovó el debate sobre una ley de la provincia canadiense que prohíbe el uso de símbolos religiosos por parte de empleados públicos y provocó una reacción este viernes por parte del Gobierno de Canadá.

Después de trabajar como profesora sustituta, la docente Fatemeh Anvari ocupó a comienzos de este otoño un puesto permanente como maestra de tercero de primaria en un colegio de Quebec, pero un mes después la mujer alegó que la directora del centro le comunicó que debía trasladarse a otro puesto fuera de las aulas por llevar "hiyab", velo musulmán.

Hasta ahora, el Gobierno del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se ha negado a intervenir contra la polémica ley aprobada en 2019 por las autoridades de Quebec, que prohíbe que trabajadores públicos porten "símbolos religiosos", como el crucifijo, la kipá, el turbante sij o el velo.

Sin embargo, un portavoz del Ejecutivo dijo este viernes que Ottawa podría intervenir tras las medidas adoptadas contra Anvari, sin precisar qué tipo de actuación contempla.

Grupos musulmanes, judíos y de otras minorías religiosas han criticado esa norma, conocida en Quebec como ley 21, por entender que está dirigida contra ellos.

Pese a que varios grupos han pedido a los tribunales que intervengan para abolir esa legislación, el Gobierno de Quebec invocó un precepto constitucional que permite el mantenimiento de leyes, aunque violen los derechos fundamentales de los individuos.

El primer ministro de Quebec, Francois Legault, impulsor de la ley 21, echó más leña al fuego este viernes al defender la destitución de Anvari como profesora y su asignación a otro departamento en el que no tiene contacto con los niños, al argumentar que el problema es que la escuela la contrató como maestra.

Legault declaró a los periodistas que el colegio Chelsea Elementary School nunca debió contratar a Anvari tras la aprobación en 2019 de la ley 21, un texto que calificó de "razonable".

Mientras, los padres de los alumnos de esa escuela se manifestaron contra la destitución de la profesora y colgaron lazos verdes en el recinto en protesta por las medidas contra ella

TE RECOMENDAMOS