Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 25/06/2022  

Meteoro

La atmósfera terrestre puede ser fuente de parte del agua lunar

Encontrar agua es clave para el proyecto Artemis de la NASA, la presencia humana planificada a largo plazo en la luna

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • La imagen muestra la distribución del hielo superficial en el polo sur (izquierda) y el polo norte (derecha) de la Luna.

Los iones de hidrógeno y oxígeno que escapan de la atmósfera superior de la Tierra y se combinan en la Luna podrían ser una de las fuentes del agua y el hielo lunares conocidos.

Una nueva investigación realizada por científicos del Instituto Geofísico Fairbanks de la Universidad de Alaska se suma a un creciente cuerpo de investigación sobre el agua en los polos norte y sur de la luna.

Encontrar agua es clave para el proyecto Artemis de la NASA, la presencia humana planificada a largo plazo en la luna. La NASA planea enviar humanos de regreso a la luna esta década.

"Como el equipo Artemis de la NASA planea construir un campamento base en el polo sur de la luna, los iones de agua que se originaron hace muchos eones en la Tierra pueden usarse en el sistema de soporte vital de los astronautas", dijo en un comunicado Gunther Kletetschka, profesor asociado en fairbanks.

La nueva investigación, publicada en Scientific Reports, estima que las regiones polares de la luna podrían contener hasta 3.500 kilómetros cúbicos o más de permafrost superficial o agua líquida subterránea creada a partir de iones que escaparon de la atmósfera terrestre. Ese es un volumen comparable al lago Huron de América del Norte, el octavo lago más grande del mundo.

Los investigadores basaron ese total en el cálculo del modelo de volumen más bajo: el 1% del escape atmosférico de la Tierra llega a la luna.

En general, se cree que la mayor parte del agua lunar fue depositada por asteroides y cometas que chocaron con la luna. La mayoría fue durante un período conocido como el Bombardeo Pesado Tardío. En ese período, hace unos 3.500 millones de años, cuando el sistema solar tenía alrededor de 1.000 millones de años, se argumenta que los primeros planetas interiores y la luna de la Tierra sufrieron un impacto inusualmente fuerte de asteroides.

Los científicos también plantean la hipótesis de que el viento solar es una fuente. El viento solar transporta iones de oxígeno e hidrógeno, que pueden haberse combinado y depositado en la luna como moléculas de agua.

Ahora hay una forma adicional de explicar cómo se acumula el agua en la luna.

TE RECOMENDAMOS