HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:32 CET
Jueves, 05/12/2019

Matrícula de deshonor

Un Conquero deslucido

Publicado: 04/11/2019 ·
11:47
Actualizado: 04/11/2019 · 11:47

He oído promesas electorales de todas las índoles y ‘colores’, sin que se mueva una piedra al respecto

Desde que tengo uso de razón y disfruto de nuestro Conquero no he observado cambios significativos en su entorno, más allá del Parque Moret. Si me centro en estos últimos 17 años que llevo acudiendo cada día a mi lugar de trabajo, situado en medio de este paradisiaco lugar de Huelva, poco más podría añadir. En cambio, he oído promesas electorales de todas las índoles y ‘colores’, sin que se mueva una piedra al respecto. El Conquero de Huelva sigue marcado por las promesas incumplidas, con diseños y proyectos que se guardan en cajones cerrados mientras día a día pierde el brillo que cada amanecer le concede por su lugar estratégico. Hablamos del punto más alto de nuestra ciudad y la joya de nuestra corona, que si cumpliese con lo establecido, le daría a la ciudad un nivel difícil de mejorar.

En este mismo espacio podemos encontrar en sus laderas el chalet por todos los onubenses conocido como ‘Villa Rosa’, una casa abandonada a su suerte a espera de que cedan sus muros por el paso del tiempo y la dejadez; perdida en el olvido por todos cuantos han pasado por el Ayuntamiento, a pesar de encontrarse protegida y con planteamientos de adquisición por el Consistorio para su rehabilitación, que ni hemos visto ni creo que lleguemos a ver. Dicha casa podría convertirse en el inicio de un recorrido admirable, ser el centro neurálgico de este bello espacio, conservando esa bella estructura frontal de columnas, y con ello, romper con esa tradición que tenemos en Huelva de abandonar todo aquello que recuerde a nuestra historia. Las críticas a dicho abandono las recuerdo desde siempre, con los mismos resultados. En los últimos años hemos observado una mayor preocupación por ‘Villa Rosa’, siendo muy común en las redes sociales observar alguna crítica a su situación actual, bien de particulares, de plataformas e incluso de partidos políticos, pero no damos crédito al silencio de quienes tienen la responsabilidad de actuar y poner freno a su futuro desplome, algo que a estas alturas es casi inevitable.

El Circulo de Patrimonio Cultural de Huelva ha informado hace pocos días de esta triste realidad: “Su sistema estructural presenta en la actualidad un estado tal que toda la fachada trasera de la vivienda se encuentra prácticamente desplomada. Entendemos que su consolidación no puede esperar, pues el riesgo de colapso es muy alto y con él la pérdida de este bien inmueble protegido sin ninguna justificación más que la dejadez de funciones por parte de las distintas administraciones implicadas”. Para agravar más si cabe estos hechos, nos encontramos con que ‘Villa Rosa’ se encuentra ocupada por personas que, literalmente, la están destrozando, y no hablamos exclusivamente de la vivienda, es la imagen que se está creando a su alrededor. Basura, chatarra y ratas que pululan sin control alguno, que proliferan entre tanta insalubridad. La acumulación de residuos empieza a tornar el paisaje dando la sensación de vertedero. No entiendo bien que esta situación se denuncie cientos de veces y sin explicaciones para los ciudadanos siga igual o peor.

Como curiosidad de dicha despreocupación que observamos en este entorno, nos encontramos hace ya unas semanas una caravana unos metros más abajo de ‘Villa Conchita’, en la mitad de las laderas -aún me pregunto cómo han logrado llevarla a dicho lugar- siendo denunciada esta situación en varias ocasiones; pues ahí sigue, sin que nadie se haga responsable de ello. Espero que las administraciones tomen buena nota de las exigencias de los ciudadanos y asuman de una vez sus competencias, actuando en consecuencia, poniendo en valor nuestro patrimonio y asumiendo las responsabilidades que, con nuestro voto, se les ha concedido.

 

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Federico Pérez

Federico Pérez vuelca su vida en luchar contra la drogadicción en la asociación Arrabales, editar libros a través de Pábilo y mil cosas

Matrícula de deshonor

Un cajón de sastre en el que hay cabida para todo, reflexiones sobre la sociedad, sobre los problemas de Huelva, sobre el carnaval...

VISITAR BLOG
Publicado: 04/11/2019 ·
11:47
Actualizado: 04/11/2019 · 11:47
chevron_left
Qué le voy a hacer si soy carnavalero
chevron_right
La ludopatía, una realidad