HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:32 CET
Sábado, 19/10/2019

Matrícula de deshonor

Estrategias

Publicado: 21/01/2019 ·
21:46
Actualizado: 21/01/2019 · 21:51

En estos últimos años las redes sociales se han convertido en las típicas barras de bares donde se establecen las disputas más absurdas sobre temas más actuales

En estos últimos años las redes sociales se han convertido en las típicas barras de bares donde se establecen las disputas más absurdas sobre temas más actuales de nuestra sociedad. Últimamente, advierto guerras encarnizadas desprovistas de pudor a la hora de ofrecer una visión muy particular sobre cuestiones generales, donde los egos se enfrentan sin importar las consecuencias, sin cuidar las formas, y con un sólo propósito, llevar la razón, agrupándose al Carballo ganador sin una valoración previa sobre el contexto, la esencia o el fondo por el que se debate.

Estas batallas campales son meros residuos de políticas que aprovechan estos espacios para implantar esa semilla conflictiva de odio, con el simple objetivo de enfrentar a los internautas y que su insignia quede latente y sea visualizada por miles de personas obteniendo esa gratuita publicidad.  Me resulta repulsivo, que hasta un asesinato de una mujer por su pareja, llegue a establecerse como esfera política para sacar tajada de las diversas corrientes actuales.

Es triste leer como se prostituyen los valores, como se invierten los mensajes al son que marcan los intereses de determinados colores o como, el insulto y la verborrea obscena y malsonante se apodera de las redes sociales de manera agresiva y humillante. Es esta nueva era la que está marcando las nuevas pautas políticas, incidiendo en los entornos más vulnerables para lograr ese impacto que logre atraer al votante más débil desde el rencor más absoluto y crispando un entorno, que empieza a preocuparme, dado que alude a esa rabia contenida por la actual situación por la que pasan los ciudadanos, alejados de ese estado de bienestar idílico que tanto prometen unos y otros y que acaba en saco roto, sin resultados reales.  

Ante tanto engaño, tantas promesas incumplidas, tanta frustración, tanta miseria, se apela al egoísmo, desde determinados intereses, abanderando esas causas perdidas, desde estrategias ruines y miserablemente, desde premisas insostenibles y carentes de fiables argumentos. El voto del odio está jugando un papel importante y da la sensación que todos desean apuntarse al carro, desde uno u otro extremo, creándose un caldo de cultivo que acabará por explotar.

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Federico Pérez

Federico Pérez vuelca su vida en luchar contra la drogadicción en la asociación Arrabales, editar libros a través de Pábilo y mil cosas

Matrícula de deshonor

Un cajón de sastre en el que hay cabida para todo, reflexiones sobre la sociedad, sobre los problemas de Huelva, sobre el carnaval...

VISITAR BLOG
Publicado: 21/01/2019 ·
21:46
Actualizado: 21/01/2019 · 21:51
chevron_left
¿Congreso o patio de colegio?
chevron_right
Tiempos difíciles