HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:32 CET
Viernes, 25/09/2020

Matrícula de deshonor

Nos lo están poniendo difícil

Que la sociedad política española está corrompida es un hecho y comienza a ser algo tan habitual, que resulta raro no oír en las noticias un nuevo caso

Que la sociedad política española está corrompida es un hecho y comienza a ser algo tan habitual, que resulta raro no oír en las noticias un nuevo caso. Ayer mismo leía en la red que el 65% de las noticias que se generan en los distintos medios informativos estaban centradas en la corrupción de nuestros políticos. Nos estamos acostumbrando a vivir de una forma natural con ello y los ciudadanos ya no nos preguntamos cuándo aparecerá otro, sino quién será el próximo y qué partido tendrá que intentar justificarlo.

Es tal la desconfianza que se tiene que ya no existe el factor sorpresa, cualquiera puede saltar a la palestra sin que lleguemos a inmutarnos. Hemos oído tantas veces que España es un país de corruptos, que estamos asumiendo que llevamos ese gen canalla en la sangre.

Yo soy de aquellos que se resisten a pensar que todos los españoles somos así, que todos cambiamos cuando asumimos el poder, que in-volucionamos al más mísero ser, granuja y ruin, sin ningún tipo de pudor. Yo soy de los que intentan diferenciar las partes del todo, de pecar de ingenuo y pensar que aún quedan personas dignas y honradas en nuestros mandatarios, a pesar de que me lo estén poniendo muy difícil.

Desde nuestro prisma, da la sensación de vivir con un grupo de políticos enfermizos, obsesivos con el tener, con el poder, superando cada caso al anterior y degenerando en lo que observamos; delincuentes y criminales con salvoconductos para campar a sus anchas.

Este país necesita un cambio de formas, de intereses, de personas; necesita una limpieza que aniquile el sentir despreciable que emana de su interior. Se debe arrancar la costra purulenta que sigue hundiéndonos en la más indeseable de las miserias. El problema de mi España es y seguirá siendo la clase política con la que nos ha tocado vivir.

COMENTARIOS

chevron_left
Información ante los pederastas
chevron_right
Huelva se lo merece