Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 16/10/2021

Marbella

Condenan a un padre y a su hija por conducción temeraria y simular el robo del vehículo

El acusado conducía por la A-7, en Marbella, cuando dos agentes de la Guardia Civil se dieron cuenta de que estaba usando el móvil

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Imagen de archivo de la fachada de la Ciudad de la Justicia de Málaga.
  • Hizo ademán de parar, pero cuando quedo un espacio libre en la calzada "dio un fuerte acelerón en el coche"
  • Además, se saltó hasta seis semáforos en rojo, así como pasos peatonales, obligando a frenar a otros vehículos
  • El padre y la hija acordaron simular la sustracción del coche para recuperar el dinero por parte del seguro

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la condena a un hombre por conducción temeraria, al circular usando el móvil y darse a la fuga a gran velocidad cuando fue interceptado por la Guardia Civil; y también la pena impuesta a este y a su hija por simular el robo del vehículo para obtener el dinero de la aseguradora.

Según se declaró probado en la sentencia, y ahora se ha confirmado tras desestimarse los recursos de apelación, el acusado conducía por la A-7, en el término de Marbella, cuando dos agentes de la Guardia Civil se dieron cuenta de que conducía utilizando el móvil, por lo que le dieron el alto y realizaron señales de parada y detención.

El acusado hizo ademán de parar, pero cuando quedo un espacio libre en la calzada "dio un fuerte acelerón en el coche, teniendo que apartarse los agentes para evitar ser atropellados, dándose a la fuga a gran velocidad", según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press. En ese momento se inició una persecución con los dispositivos acústicos y luminosos activados.

El procesado se dirigía conduciendo hacia la zona de San Pedro de Alcántara, en Marbella, saltándose hasta seis semáforos en rojo, así como otros tantos pasos peatonales, obligando a frenar a otros vehículos "y poniendo en peligro a los peatones que cruzaban la calzada", según se precisa en la resolución dictada por el TSJA, que recoge los hechos probados de la de Málaga.

Los agentes le siguieron hasta el cruce de una urbanización "que atravesó a gran velocidad". Ante la gran afluencia de conductores y peatones en la citada zona urbana y la peligrosidad de la situación creada por el acusado, los agentes desistieron de continuar la persecución.

Poco después, los mismos agentes se presentaron en el domicilio que figuraba y se entrevistaron con la hija del acusado y también procesada, a quien informaron de la incidencia y le preguntaron por el vehículo y sobre el paradero de su titular y conductor, pero la mujer respondió "con evasivas".

Así, primero les decía que el coche lo tenía su hermano, luego que su padre y que este estaba en Madrid, pero no facilitaba datos concretos sobre dónde se encontraba; además de que cerró la puerta, por lo que los agentes tuvieron que dejarle notificación por escrito para que su progenitor contactara con la Guardia Civil de Tráfico.

El hombre tiene antecedentes por conducir con el carné sin vigencia. Además, para eludir las consecuencias de la conducta de este, ambos procesados se concertaron para simular la sustracción del vehículo y así recuperar a través de la entidad aseguradora el precio abonado por su reciente adquisición. Así, la hija denunció falsamente la sustracción del vehículo.

Por estos hechos, al hombre se le condenó por un delito de conducción temeraria en concurso con otro contra la seguridad vial por conducir sin permiso por pérdida de la vigencia de puntos, con la agravante de reincidencia y la atenuante de dilaciones indebidas; imponiéndole una pena de un año, tres meses y un día de prisión y privación del derecho a conducir vehículos por tres años.

Asimismo, se le condenó a él y a su hija por un delito de simulación de delito y otro de estafa agravada, con la circunstancia que atenúa la pena de dilaciones indebidas, imponiéndole al hombre dos años y medio de prisión y multa de 8.100 euros y a la mujer dos años de cárcel y la misma cuantía de multa. Además, deberán indemnizar a la aseguradora con 108.000 euros.

COMENTARIOS