Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 08/12/2021  

Málaga

José Luis Paradas, condenado por tres delitos leves de coacciones a Cassá

La pena por cada uno de ellos es una multa a razón de una cuota diaria de seis euros para el actual gerente de la empresa municipal 'Málaga, Deportes y Eventos'

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Paradas Romero, en una imagen de archivo.
  • Ha sido absuelto de los tres delitos leves de amenazas por los que estaba acusado
  • Entre el 4 de mayo y el 30 de julio de 2020 el denunciado efectúo llamadas con número oculto, dejeba sonar el teléfono unos tonos y colgaba
  • Para el fiscal no había quedado acreditado que el número de llamadas hubiera supuesto una alteración grave en la vida del denunciante (Cassá)

El exárbitro de fútbol de Primera División José Luis Paradas, actual gerente de la empresa municipal 'Málaga, Deportes y Eventos', ha sido condenado por el Juzgado de Instrucción número 5 de Málaga a tres delitos leves de coacciones por realizar decenas de llamadas al exconcejal de Ciudadanos Juan Cassá y a dos asesores suyos. 

Paradas ha sido condenado como autor de tres delitos leves de coacciones a la pena por cada uno de ellos de dos meses de multa a razón de una cuota diaria de seis euros y se le absuelve de los tres delitos leves de amenazas por los que también había sido acusado, según la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe. 

En los hechos probados se señala que, entre el 4 de mayo y el 30 de julio de 2020, el denunciado efectuó llamadas con un número oculto y se limitaba a dejar sonar el teléfono unos tonos para después colgar. 

Juan Cassá recibió 41 llamadas con número oculto y uno de sus asesores recibió 87 y el otro 42 y la intención "era perturbar la libertad de actuación de los denunciantes llegando a producir en los mismos una situación de estrés y desasosiego que afectó de forma leve a sus actividades diarias", se indica en la sentencia. 

La defensa de Paradas ya ha anunciado que recurrirá la sentencia en los próximos días.

El juicio se celebró el pasado 22 de septiembre y durante el juicio el acusado aseguró que nunca había realizado las llamadas y explicó que el 11 de marzo de 2020 le hackearon su cuenta de Facebook. 

Para el fiscal no había quedado acreditado que el número de llamadas hubiera supuesto una alteración grave en la vida del denunciante, ni que le hubiera afectado a su vida cotidiana al tiempo que recordó que tardó tres meses en presentar la correspondiente denuncia. 

La jueza ha tenido en cuenta este hecho al evaluar la gravedad de la coacción y a calificar los hechos como delito leve.

La magistrada considera que ello ponía de manifiesto que para los denunciantes tales hechos no supusieron una perturbación grave en su libertad diaria de entidad suficiente como para anteponer la denuncia a sus intereses políticos, ya que esperaron a que se celebrara el pleno del 30 de julio de 2020 al entender que era momento políticamente más adecuado. 

El exconcejal de Ciudadanos en Málaga Juan Cassá que pasó a ser edil no adscrito tras abandonar este partido en mayo del 2020, indicó durante su declaración que él no señaló a Paradas, que se enteró por los medios de comunicación de su detención y que dichas llamadas le produjeron una alteración grave que le afectó y le causó "mucha angustia". 

Paradas, conocido por expulsar al entrenador José Mourinho durante un partido, dio el salto a la política hace dos años como candidato número cuatro de Ciudadanos por Málaga al Congreso de los Diputados tras ejercer como empresario del sector inmobiliario y estar 27 años en el arbitraje. 

Por su parte, Juan Cassá, a través de su cuenta de Twitter, ha exigido "su ese inmediato"

TE RECOMENDAMOS