Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 21/04/2021

Málaga

Desactivada la preemergencia ante el riesgo de inundaciones en la provincia de Málaga

Se han atendido durante la noche casi una decena de incidencias, todas en la localidad de Estepona, debido a las fuertes lluvias

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Lluvia y viento en Málaga.

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro, ha desactivado a las 09.20 horas la fase de preemergencia del Plan ante el Riesgo de Inundaciones (PERI) en la provincia declarado anoche debido a la previsión de fuertes precipitaciones en la comarca de Sol y Guadalhorce, donde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) activó el aviso rojo.

La fase de preemergencia, como recuerdan desde el servicio Emergencias 112 en un comunicado, se identifica con la existencia de informaciones hidrológicas y meteorológicas que, por su evolución desfavorable, pudiesen dar lugar a inundaciones. Esta caracterización deriva, fundamentalmente, de la información aportada por los sistemas de información de meteorología adversa, la información pluviohidrológica y la información del estado de presas.

A las 23.00 horas, la Aemet informó al 112 de que en la comarca malagueña de Sol y Guadalhorce se elevaba el aviso naranja a rojo por intensas precipitaciones sobre todo en la Costa del Sol Occidental, donde se preveía la acumulación puntualmente de más de 120 litros por metro cuadrado en 12 horas. Poco después, la Aemet descendió a nivel amarillo el aviso en esta comarca malagueña, que ha estado vigente hasta las 07.00 horas.

Entre las 23.00 y las 00.00 horas, el teléfono de Emergencias atendió casi una decena de incidencias en Estepona, todas ellas por anegaciones en viviendas debido, según informó al 112 Protección Civil de la localidad, al desbordamiento del río Monterroso, si bien no se registraron daños personales.

La Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior activó el Grupo de Seguimiento de Fenómenos Meteorológicos Adversos para garantizar en todo momento una pronta respuesta ante cualquier posible aumento de llamadas derivado del episodio meteorológico. De esta forma, todos los mecanismos humanos y materiales quedaron dispuestos para optimizar la gestión y coordinación de la emergencia por lluvia.

La jefa de servicio de Protección Civil en la provincia, Ana Celia González, se desplazó hasta el centro de coordinación del 112 para seguir la evolución del episodio meteorológico y coordinar las actuaciones de los operativos de emergencia.


RECOMENDACIONES

Emergencias 112 Andalucía ofrece una serie de consejos a la población para intentar disminuir los riesgos asociados a estos fenómenos meteorológicos. Se recomienda a la ciudadanía mantener la calma y permanecer atentos a las indicaciones de la Aemet, Protección Civil, las autoridades u organismos intervinientes transmitidas a través de sus efectivos o de los medios de comunicación y cuentas oficiales en redes sociales, como la de 112 Andalucía.

Es aconsejable retirar del exterior de las casas aquellos muebles y objetos que puedan ser llevados por el agua para evitar accidentes. También se aconseja no estacionar vehículos ni acampar en cauces secos, ni a la orilla de los ríos, para evitar así ser sorprendidos por una súbita crecida de agua o riada. Al volante, hay que extremar la precaución y respetar como siempre las normas de circulación e indicaciones de los paneles informativos de la Dirección General de Tráfico, y no cruzaremos nunca en automóvil lugares inundados.

Ante una pequeña balsa de agua, se debe atravesar con velocidad corta y avanzando muy despacio para que el agua no salpique el motor. No se debe conducir por una carretera inundada o cruzar un puente o paso subterráneo con agua ya que la fuerza de la corriente podría arrastrar el vehículo. Asimismo, se debe evitar viajar de noche, dado que es en estas horas los peligros son más difíciles de detectar.

En caso de tormentas, es aconsejable cerrar puertas y ventanas para evitar las corrientes de aire en casas y viviendas, pues éstas atraen los rayos. En la calle, se debe tener en cuenta que el abrigo de los edificios protege del riesgo de descargas. No se hay que buscar el cobijo debajo de árboles, sobretodo, si están solitarios, ni tampoco en colinas, cimas de los montes o árboles altos, y sí buscar zonas bajas. También se deben evitar pequeños edificios, cobertizos, tiendas de campaña y automóviles descapotables.

En caso de encontrarnos en zonas marítimas, nos alejaremos de las playas y paseos marítimos que puedan verse afectados por las elevadas mareas y oleajes.

COMENTARIOS