El tiempo en: Andalucía
24/01/2021

Málaga

El Pleno declara a Alejandro Ortiz como hijo predilecto de Benalmádena

“El pasado 8 de noviembre los benalmadenses recibimos la noticia del fallecimiento de Alejandro Ortiz Cabrera en un trágico accidente de tráfico”

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Pleno de Benalmádena.

Durante el pleno ordinario de noviembre, celebrado esta mañana, la Corporación ha aprobado por unanimidad la apertura de un Expediente de Honores y Distinciones para nombrar a Alejandro Ortiz Cabrera Hijo Predilecto de Benalmádena a título póstumo.

“El pasado 8 de noviembre los benalmadenses recibimos la noticia del fallecimiento de Alejandro Ortiz Cabrera en un trágico accidente de tráfico”, ha recordado la concejala de Participación Ciudadana, Elena Galán.

Alejandro, enfermero del 061, prestaba su experiencia y altos conocimientos sanitarios para socorrer a las personas en los momentos más difíciles, contribuyendo con su profesionalidad y calidad humana a darles esperanza y aliviarles su dolor. “Alejandro era mucho más que enfermero, era “un activista del cuidado”, ha puesto en valor Galán.

“Queremos recordar hoy a Alejandro como lo que fue, un servidor público, una persona 100% involucrada en la sociedad que le rodeaba, que cooperaba con cualquier colectivo que lo necesitase, y siempre de forma voluntariosa ponía sus conocimientos al alcance de todos para compartir las técnicas y recursos sanitarios que conocía, haciéndolos accesibles a cualquiera”, ha declarado la concejala.

Alejandro instruyó en técnicas de reanimación y primeros auxilios a cientos de escolares, ya que cada año colaboraba impartiendo jornadas de formación para los alumnos de los Institutos y Colegios de nuestra localidad. Formaba a policías y voluntarios de Protección Civil y, en definitiva, compartía sus conocimientos con todos los colectivos humanos donde los recursos sanitarios podían ser de utilidad.

Era parte activa de varios clubes, asociaciones, movimientos vecinales y políticos, contribuyendo siempre desde su saber a llevar la seguridad sanitaria a todos los colectivos: un club motero, diferentes clubes y disciplinas deportivas (Rugby, Aikido, Triatlón, Ironman…), la Asociación de Voluntarios de Francisco Portillo, con quien colaboraba activamente en muchas actividades para la tercera edad, AMPAs y otros colectivos. Entre sus anhelos estaba el convertir a Benalmádena en una ciudad cardioprotegida.

“Alejandro Ortiz fue una persona que vino al mundo a sumar, a mejorar la vida de los demás con sus cuidados, su alegría, su optimismo o su amistad”, ha destacado Galán.

“La grandeza personal de Alejandro Ortiz, su vocación de servicio público, y su contribución a diferentes aspectos de la sociedad benalmadense son motivos de peso para que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Benalmádena proponga hoy al pleno esta distinción”, ha finalizado la concejala.

COMENTARIOS