El tiempo en: Andalucía
Miércoles 02/12/2020

Málaga

Ecologistas denuncia los daños ambientales por la limpieza de cauces en Nerja

Ante la Junta de Andalucía por los daños ambientales que se generan con las labores de limpieza en la provincia de Málaga

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La denuncia sobre Nerja.
  • En particular señalan lo ocurrido en los ríos Chíllar y Seco de Nerja

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía, GENA-Ecologistas en Acción, ha denunciado ante la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible los daños ambientales que están generando las labores de limpieza que se desarrollan en los cauces fluviales de la provincia de Málaga, en particular en los ríos Chíllar y Seco, ubicados en el término municipal de Nerja.

El presidente de GENA, Rafael Yus, ha explicado en un comunicado que las labores en el municipio de Nerja empezaron a desarrollarse a primeros de junio, "en pleno periodo de cría de aves insectívoras y reptiles como el camaleón común", y consistieron en el desbroce del cañaveral existente mediante una máquina.

El colectivo ecologista contactó en ese momento con el Ayuntamiento de Nerja, al cual se le recomendó que paralizara la obra momentáneamente y que cuando la retomase lo hiciese tras haber supervisado la vegetación fluvial para que los trabajos "no afectaran a la fauna asociada a la misma".

"Las labores se reanudaron posteriormente en ambas márgenes del río Chíllar y también en el río Seco, y se centraron en la eliminación del cañaveral existente y el aplanamiento y desbroce de vegetación herbácea, todo lo cual condujo a la recuperación del canal artificial de desagüe que se hizo hace ya algunos años", ha detallado Yus.

Pese a que estos trabajos se justifican en la necesidad de prevenir inundaciones ante la llegada de las primeras lluvias otoñales, desde GENA se ha puntualizado que no solo no garantizan este objetivo, "sino que, al contrario, al eliminarse los obstáculos se crea un canal de evacuación de aguas muy rápido y erosivo, que contribuye a la destrucción de los taludes de las márgenes y a abrir una vía para la inundación".

Asimismo, el responsable de GENA ha criticado que las labores de limpieza no se limiten a retirar residuos que se hayan vertido en el cauce, sino que se centran en eliminar la vegetación que haya podido crecer desde la última limpieza, por lo que "todo parece indicar que se hacen para ajustar el perfil del río o arroyo a un canal de desagüe a costa de destruir los ecosistemas fluviales creados espontáneamente".

"Estas labores se realizan sin ningún tipo de contemplación sobre los efectos en la biodiversidad, siendo notable la falta de un informe ambiental previo y el seguimiento del cumplimiento y adecuación de esta operación al mantenimiento de la biodiversidad fluvial", ha asegurado Yus.

Según ha apuntado, en el cauce de estos ríos anidan aves como el chorlitejo chico y en las márgenes, "que incluyen los cañaverales", se encuentran especies nidificantes como la lavandera boyera, el carricero común, el zarcero bereber, el ruiseñor común, el mirlo común, el cetia ruiseñor, el cistícola buitrón o la lavandera cascadeña, "además de numerosos invernantes".

"En el caso concreto de la labores en el río Chíllar, hemos comprobado que durante la limpieza se han rescatado ejemplares de camaleones, salamanquesas y otros vertebrados y entre los cañaverales arrancados han aparecido cadáveres de camaleones, salamanquesas y erizos a pesar de que se recomendó que la limpieza fuera supervisada por un experto o agente ambiental para evitar este tipo de agresiones", ha lamentado.

GENA considera que estas operaciones de limpieza, al margen de no solucionar o prevenir los riesgos de inundación "son dañinas para el río como ecosistema, destruyen hábitats y una importante biodiversidad de flora y fauna, algunos de cuyos elementos están protegidos por la legislación vigente".

Por ello, el colectivo ha optado por denunciar estos hechos ante la autoridad medioambiental e instar a que no se repita este tipo de operaciones, "que más que de limpieza deberían ser de mantenimiento y renaturalización de los cauces fluviales con especies autóctonas como las adelfas, mimbreras y álamos blancos".

En cualquier caso, los ecologistas solicitan que de cara a abordar futuras intervenciones en los cauces se exija un informe ambiental preventivo que sea sometido a exposición pública y que la ejecución de los trabajos sea supervisada directamente por agentes de medio ambiente.

 

COMENTARIOS