El tiempo en: Andalucía
Viernes 27/11/2020

Málaga

Unicaja, con un solo fichaje y la misma fisonomía ante una temporada incierta

Inicia este sábado la Liga Endesa con los mismos objetivos de intentar conseguir algún título y lograr su regreso a la Euroliga a través de la Eurocopa

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Días de duro trabajo.
  • Para el comienzo de la Liga Endesa las bajas son las de Jaime Fernández y el escolta serbio Dragan Milosalvjevic, lesionados de larga duración
  • Tampoco estará el ala-pívot Carlos Suárez, que podría reaparecer en unas semanas después de la rotura de fibras que padeció en pretemporada

Un Unicaja más formado y con la misma fisonomía, en una temporada atípica y con el único fichaje del ala-pívot estadounidense Tim Abromatis, inicia este sábado la Liga Endesa con los mismos objetivos de intentar conseguir algún título y lograr su regreso a la Euroliga a través de la Eurocopa.

El club, debido a la situación creada por el coronavirus, decidió mantener prácticamente a la misma plantilla de la pasada campaña, que antes del estado de alarma aumentó con fichajes como el del base israelí Gal Mekel y el alero francés Axel Bouteille.

Las lesiones del base Jaime Fernández, operado de los dos talones, del ala-pívot Carlos Suárez y del base Alberto Díaz, tras la final de la Copa del Rey contra el Real Madrid en el Martín Carpena, hicieron que la dirección deportiva sumara nuevos nombres al proyecto.


Junto a estos jugadores, también formará parte de la primera plantilla este año el malagueño Francis Alonso, que estuvo cedido en el Montakit Fuenlabrada y el Liberbank Oviedo, de la LEB Oro y que en la pretemporada se convirtió en el base más determinante del equipo cajista, con un tremendo acierto desde el perímetro.

Jugadores del carisma y de la talla del canadiense Melvin Ejim, el francés Axel Toupane o los estadounidenses Josh Adams y Fran Elegar abandonaron la disciplina cajista al igual que el alero serbio Marko Simonovic, refuerzo para el último tramo de la temporada pero que causó baja.

Otra apuesta de los dirigentes del club malagueño fue la renovación del técnico Luis Casimiro, que cumple su tercera temporada y que, aunque no pudo conquistar los objetivos marcados la pasada temporada por muchos motivos, es un entrenador de club, curtido en la ACB en muchos equipos y que está muy bien valorado por el presidente, Eduardo García, y el Consejo de Administración.

El Unicaja desea regresar a la Euroliga, vía Eurocopa, siempre y cuando las condiciones sanitarias lo garanticen; disputar, como mínimo, las semifinales de la Liga Endesa y ofrecer un título a su afición, que estuvo cerca hace unos meses en el torneo copero.

El conjunto malagueño puede ser uno de los equipos más fuertes de la ACB en defensa, con jugadores experimentados como Deon Thompson, Carlos Suárez, Rubén Guerrero y Voldymyr Gerun, bien secundados por la dirección de Gal Mekel y Alberto Díaz.

Quizás le falte a la plantilla cajista contundencia en ambas zonas con solamente Rubén Guerrero y el ucraniano Gerun como pívots, y ahora con la ayuda inestimable del estadounidense Thompson, que jugará más de cinco que cuatro como hizo en el curso anterior.

Para el comienzo de la Liga Endesa las bajas son las de Jaime Fernández y el escolta serbio Dragan Milosalvjevic, lesionados de larga duración, y el ala-pívot Carlos Suárez, que podría reaparecer en unas semanas después de la rotura de fibras que padeció en pretemporada en el gemelo de la pierna izquierda.

COMENTARIOS