Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 25/06/2021

Málaga

Unicaja Málaga: los jugadores escogen dorsal, cada uno con su historia

Los guerreros del conjunto cajista ya han escogido los dígitos que lucirán en sus camisetas la incierta temporada 2020/2021

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Dorsales para una temporada.

Un año más, desde Unicaja ponen sobre la mesa las razones que están detrás de los dorsales que han escogido los jugadores del club malagueño de cara a la nueva temporada. Algunos, según señalaron fuentes del club cajista, “son ya clásicos, mientras que otros tienen una interesante historia”.     El dos es de Deon Thompson.

En su segunda temporada en Málaga, el ala-pívot seguirá llevando este dorsal en honor a Marvin Williams, jugador estadounidense que recientemente anunció su retirada de la NBA tras 15 temporadas y que, además, es su padrino de boda.

Jaime Fernández. Tercer curso del madrileño con el 3 a la espalda, número que comenzó a lucir en las filas del MoraBanc Andorra y que le ha ido bien. Darío Brizuela repite con el 8, un número que ha lucido en su trayectoria en Liga Endesa y que lleva en honor a su hermano mayor, quien idolatraba a Kobe Bryant.

Alberto Díaz. El emblemático 9 del base malagueño se basa en motivos personales que, un año más, seguirán siendo un misterio.

Francis Alonso, una de las caras nuevas ha escogido el 10, número legendario en la historia del Club en honor a un jugador que ya defendiera nuestra camiseta muchos años atrás con ese mismo dorsal: Paco Alonso, su padre.

Dragan Milosavljevic. Tras un curso en blanco por su grave lesión, el alero serbio ve poco a poco la luz al final del túnel y confía en lucir cuanto antes un dorsal que ha llevado en otras etapas, el 12.


Adam Waczynski. En su quinta temporada en Unicaja, continuará con su clásico 21, número que, confiesa, le ha dado suerte en su carrera y a nivel familiar. Fue la edad con la que comenzó su trayectoria profesional.

Tim Abromaitis. Otra de las caras nuevas ha escogido uno de los dorsales más míticos: “Normalmente llevo el 21, le pregunté a Adam si quería cambiarlo pero no quiso. Antes llevé el 22, pero quería un poco de cambio y el 23 es un número bastante famoso en el baloncesto y me gusta”, dijo. Rubén Guerrero. El gigante marbellí repite con el 32, un dorsal que lleva en homenaje a su hermano, ya que es su número favorito.

Carlos Suárez. En su octava temporada, el capitán volverá a llevar el 43, número que escogió en el ecuador de su trayectoria en Unicaja para que le sirviese de revulsivo.

52: Volodymyr Gerun. Segundo año en Málaga con el mismo dorsal, un número del gusto del pívot, aunque sin ningún motivo especial, al menos que haya confesado.  

Axel Bouteille. El alero francés volverá a lucir el #83, un dorsal inusual pero que lleva por ser el número del departamento del que procede en Francia. Gal Mekel.

Por último, el base israelí, se decantó por el 99 ya que su número favorito, el 9, está en propiedad de Alberto Díaz. Así que dos 9 mejor que uno. 

COMENTARIOS