Actualizado: 12:07 CET
Domingo, 27/09/2020

Málaga

La urbanización de los terrenos de Repsol pone en guardia a BUM

La Plataforma muestra su rechazo frontal y espera que la Junta actúe correctamente ante la contaminación de hidrocarburo en los terrenos y en los acuíferos

  • Plantación desde la plataforma en los terrenos destinados a parque.
  • El ayuntamiento ha dado luz verde a la aprobación del proyecto de urbanización que contempla viviendas y un centro comercial
  • El PSOE estudia la paralización por la vía judicial del proyecto

De nuevo “así no”. La Plataforma Bosque Urbano de Málaga (BUM), que exige la realización de un gran parque en la totalidad de los antiguos terrenos de  Repsol, ha mostrado a Viva Málaga su oposición frontal al anuncio de la realización del proyecto de urbanización anunciado esta semana por el Ayuntamiento.

En efecto, la junta de gobierno local de Málaga daba este viernes luz verde a la aprobación del proyecto de urbanización que contempla  que el 45% de la totalidad del sector (son los terrenos que limitan al sur con Avenida de Europa, al este con Avenida de Juan XXIII, al oeste con Calle Sillita de la Reina y al norte con Calle Bodegueros y que cuentan con una superficie total de 177.548 metros cuadrados, de los que el 85,58% es suelo de propiedad y uso público y tan solo el 14,42% es de titularidad privada) se destinará a zonas verdes, el 24,4% a viarios públicos, el 16,19% a equipamientos públicos, el 2,76% a residencial protegido y el 11,6% a residencial libre, uso comercial y/o a oficinas.

Desde BUM, su presidente, Pedro Sánchez, dejó claro que el proyecto así planteado es inviable, y que “sorprende que por parte del equipo de gobierno, se haya iniciado el procedimiento administrativo para urbanizar la parcela cuando aún no se ha descontaminado la misma y cuando sigue habiendo un importante problema de contaminación por hidrocarburos tanto del suelo como de la parcela”.

Por eso recuerdan que “hace un mes escaso” el propio ayuntamiento recibió un informe de los técnicos de la Junta de Andalucía indicándoles que tenía que haber un procedimiento favorable de la administración hidráulica para aprobar el procedimiento de recuperación voluntaria y el procedimiento de descontaminación “que ellos quieren iniciar”, un informe, indicaba también “que había presencia de hidrocarburos tanto en suelo como en agua y que esta presencia de hidrocarburo, suponía un riesgo inaceptable tanto para la salud e los trabajadores que iban a realizar las infraestructuras que allí tiene previstas hacer el ayuntamiento, como para los futuros usuarios este proyecto”.

Así las cosas, desde BUM no entenderían que la Junta de Andalucía diera el visto bueno al impacto ambiental el procedimiento de urbanización  y aprobará el trámite. Sánchez apela a la independencia y al buen criterio de los técnicos de la administración autonómica, aunque teme que “haya presiones del acalde Francisco de la Torre    al presidente de la junta de Andalucía, Juanma Moreno, y al consejero de la Presidencia, Elías Bendodo”, ambos de Málaga.

La Plataforma pone sobre la mesa una vez más el argumento de la saturación de densidad de población en Carretera de Cádiz y Cruz de Humilladero, recuerdan que la conexión desde el Bulevar Adolfo Suárez y la Ronda no está previsto aún, con los problemas de trafico que ello puede acarrear, y destacan que la ratio de metro de zona verde por ciudadano es en la zona a día de hoy de dos, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un mínimo de entre 15 y 20. Además, rechazan la instalación de un centro comercial que vendría a hundir “el tejido del pequeño y mediano comercio de la zona”.

 Por eso, han planteado una asamblea en septiembre del colectivo para tomar decisiones, estudiar las alegaciones al proyecto cuándo se haga público, así como plantear, si fuera necesario, acudir a la via judicial.

A los tribunales

El Grupo Municipal Socialista ha anunciado que ha puesto en manos de sus abogados la situación de los terrenos de los antiguos bidones de la Repsol al considerar que no cuenta con una evaluación ambiental favorable. “Hemos decidido iniciar los trámites para paralizar, por la vía judicial, los trámites urbanísticos relacionados con esta zona. No podemos permitir, bajo ningún concepto, que se abra en canal para la construcción en esta zona sabiendo de la grave contaminación del suelo y los efectos nocivos de los mismos. Agotaremos cuantas vías sean necesarias por el bienestar de los ciudadanos de Málaga”, ha argumentado el portavoz socialista, Daniel Pérez.

El PSOE ha dado a conocer una encuesta, realizada por la empresa CELESTE TEL, para sondear a la población por el destino de estos terrenos, “el resultado ha sido demoledor, un 61,6% de los encuestados prefieren que esta parcela se dedique exclusivamente a zonas verdes. De hecho, sólo un 18% de los encuestados quiere viviendas en la zona. Dicho lo cual, nuestra labor es escuchar a los vecinos y vecinas de Málaga y actuar en consecuencia, razón por la que vamos a estudiar medidas judiciales alternativas para paralizar este despropósito”, sostiene el portavoz.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Guardia Civil investiga tras hallazgo del joven muerto en un pantano de Málaga
chevron_right
Los vecinos limpian y desinfectan un parque en Palma-Palmilla