Actualizado: 11:24 CET
Miercoles, 05/08/2020

Málaga

Un Sporting sin objetivos recibe al Málaga que se juega la permanencia

El encuentro es de mayor importancia para el equipo andaluz

  • Llegada a Gijón.
  • Los rojiblancos insisten en que mientras matemáticamente haya opciones de meterse en el 'playoffs' lucharán por ello

El Sporting, situado en tierra de nadie y sin más objetivo que quedar lo más alto posible en la tabla, recibe a un Málaga que se está jugando la permanencia en un partido que enfrenta a dos equipos que realizaron una temporada muy lejos de los propósitos marcados.
Los rojiblancos insisten en que mientras matemáticamente haya opciones de meterse en el 'play off' lucharán por ello.
El encuentro es de mayor importancia para el equipo andaluz, aunque los rojiblancos insisten en que mientras matemáticamente haya opciones de meterse en el 'play off' lucharán por ello.

Djukic afronta este encuentro sin Aitor García, expulsado la pasada jornada en Albacete y Carmona, que vio la quinta tarjeta amarilla y deberá cumplir un partido de sanción, lo que abre las puertas de la titularidad al canterano Gaspar en una alineación en la que se prevén varios cambios.


Molinero y Pablo Pérez tuvieron que ser sustituidos en Albacete tras recibir sendos golpes en la cabeza y aunque este domingo se entrenaron con aparente normalidad su concurso en el partido se mantiene como duda.

El técnico rojiblanco manifestó en más de una ocasión que su equipo está en una situación que no permite los experimentos y que deberán ser los jugadores de la primera plantilla los que traten de lograr la mejor clasificación posible, por lo que no parece probable que los canteranos entren en el equipo más allá de Gaspar, aunque su presencia se deba más a las bajas por sanción.

Las opciones rojiblancas se esfumaron en las tres últimas jornadas en las que perdió contra el Almería y no pasó del empate ante Girona y Albacete, en tres encuentros en los que solo fue capaz de marcar un gol lo que le impidió acercarse a las posiciones de 'playoff'.

El Málaga, decimocuarto a 4 puntos del descenso y con dos menos que el Sporting, decimotercero con 51 -a 6 tanto de la promoción de ascenso como del cuarto por la cola-, lleva cinco partidos seguidos con la portería a cero, una solidez defensiva que le ha permitido escalar puestos y alejarse del peligro.

El conjunto entrenado por Sergio Pellicer es el equipo menos goleado de LaLiga SmartBank (31), pero también el segundo menos goleador (32), y a falta de tres jornadas para acabar la competición su objetivo en El Molinón pasa por lograr un triunfo que le permita dejar prácticamente sellada la permanencia.

Para ello, el equipo malagueño, que rebajó la gran presión que padecía con su último triunfo frente al Deportivo (1-0), tendría que ganar en Gijón y que perdieran el Lugo y el Numancia sus respectivos partidos de esta jornada.

El gol del centrompista marroquí Hicham Boussefiane ante el Depor alivió algo su clasificación y le ha permitido adquirir una distancia sobre el descenso que, aunque mínima, le pude servir para conseguir el gran objetivo de la temporada.

Los enfrentamientos entre ambos equipos en Segunda División, seis, han sido muy igualados y en ellos predominan los empates, como el registrado la pasada temporada (2-2).

El técnico Sergio Pellicer recupera al defensa Luis Hernández, ya recuperado de una lesión muscular que le ha tenido de baja varios partidos, así como al central Diego González y al centrocampista albanés Keidi Bare, que cumplieron un partido de sanción.

Alineaciones probables:

Sporting: Mariño; Molinero, Marc Valiente, Babin, Damián Pérez; Javi Fuego, Pedro Díaz, Murilo, Manu García; Gaspar y Álvaro Vázquez.

Málaga: Munir; Cifu, Juande, Lombán, Diego González, Juankar; Tete Morente, Keidi Bare, Adrián; Juanpi y Sadiku.

Árbitro: Díaz de Mera (Comité Castellano-Manchego).

Estadio: El Molinón.

Hora: 19:30. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Málaga tiene tres brotes en investigación que suman 25 positivos
chevron_right
Cancelan un concierto de Omar Montes por negarse a usar mascarilla