Actualizado: 16:07 CET
Sábado, 04/07/2020

Málaga

Cs lleva a pleno de Diputación que se cumpla el pacto antitransfugismo

Pide revertir la situación de Juan Cassá y el PP responde que que "no hay transfuguismo"

  • Pleno del 24 de junio.
  • El PP solicita a la formación naranja "que su crisis interna no afecte a su trabajo en la provincia"

El pase de Juan Cassá al grupo de no adscritos y su continuación como portavoz del gobierno de PP y Ciudadanos y, además, responsable del Área de Relaciones Institucionales volverá a debatirse en pleno. El grupo provincial de Cs ha presentado una moción urgente sobre "el cumplimiento del pacto antitransfuguismo" e instarán al equipo de gobierno a que se haga un pleno extraordinario que revierta la situación generada, porque "Cassá no puede estar en el gobierno".

Así lo ha anunciado el portavoz provincial de Cs y vicepresidente primero de la Diputación, Juan Carlos Maldonado, que ha incidido en que la situación ha sido generada por el PP, insistiendo en que "negar que ha habido un pacto de Cassá con otra fuerza política, sería un insulto a la inteligencia". "Es más que evidente que, su conducta tiene un encaje perfecto en la definición de tránsfuga", ha advertido.

De igual modo, ha señalado que el grupo de Cs pese a que no lo quiere pensar "en la práctica, lo que se está haciendo es permitir que una persona que cumple todos los requisitos de la definición de tránsfuga, pacte con una fuerza política distinta de la que procede y se le integre en un gobierno para mantener otro gobierno. Esto es hacer un roto para otro descosido", ha criticado.

En rueda de prensa, ha aludido a que desde la presidencia de Diputación se mantiene que "las atribuciones de Cassá no han cambiado, puesto que sigue ostentando la misma función y no se le ha integrado en el gobierno", incidiendo, en este sentido, en que es "algo que no es cierto porque para empezar se ha creado una delegación ex profeso para él", dependiente del Área de Presidencia y "no de un grupo provincial como era el caso de Cassá antes de su marcha de Cs".

"Además, --ha continuado-- se le ha incorporado un nuevo cargo denominado 'Diputado delegado' con unas retribuciones brutas anuales de 73.422 euros, muy superior a la del resto de diputados delegados y equiparable al de un vicepresidente de esta institución", ha dicho, por lo que, ha agregado, "independientemente del discurso que se mantenga desde la presidencia de esta Diputación, no nos van a vender gato por liebre".

A su juicio, "los incumplimientos con los acuerdos recogidos en lo que se conoce como pacto antitransfuguismo son más que evidentes"; por eso ha presentado la moción para que se aplique 'El pacto antitransfuguismo' y también para instar al gobierno de Diputación a la convocatoria de un pleno extraordinario "donde se realicen los cambios en la estructura y en las retribuciones de los miembros de la corporación para dar cumplimiento a los compromisos recogidos en dicho pacto".

Ha explicado, por otro lado, que la moción ha sido consensuada con la dirección nacional de Cs y el posicionamiento del pleno del 24 de junio y a lo largo de estos días, "ha sido a iniciativa de la ejecutiva nacional de Ciudadanos que, desde el minuto uno, ha tildado de escándalo la situación a la que el PP ha llevado a esta institución".

Ha negado, de igual modo, estar presente ni ser partícipe "de ninguna de las negociaciones que el PP ha llevado a cabo para integrar a Juan Cassá en el equipo de gobierno de esta diputación", explicando que cuando el presidente provincial, Francisco Salado, le manifestó su intención de hacerlo le señaló "que no era en ningún caso una decisión que yo pudiera tomar, y que tenía que hablar con los interlocutores válidos de mi partido, que no eran otros que la dirección nacional de Ciudadanos".

Ha dicho, además, que han sido unos socios "leales" y ha insistido en que "la crisis generada en el gobierno del ente supramunicipal la ha provocado el propio PP para tratar de neutralizar cualquier movimiento que el diputado, no adscrito ya, Juan Cassá, pudiera provocar en el Ayuntamiento".

"Ellos son quienes han vinculado ambas administraciones, no Ciudadanos. Así que, que no tengan la poca catadura moral de decir que Ciudadanos es el partido que no está aportando estabilidad a las instituciones", ha advertido, insistiendo en que "nuestra única prioridad en todo este año y más ahora, que es cuando la provincia más necesita de las administraciones, es velar por el interés general de los malagueños".

"Es muy triste vivir esta situación, máxime cuando lo han hecho, prácticamente con nocturnidad y alevosía", ha lamentado, añadiendo que "el PP tiene que estar a la altura y le pido que rectifique, que entienda que la estabilidad en Diputación y Ayuntamiento la proporciona un socio leal como Cs y, por tanto, si buscan estabilidad en administraciones, que recapaciten".

PP

Por su parte, el portavoz del grupo 'popular' en la Diputación, Francisco Oblaré, ha respondido a Cs y le ha dicho a sus socios de gobierno que "tienen que centrarse en el Plan Málaga, que es lo que esperan los malagueños de nosotros y de la institución, que tengamos estabilidad en esta casa y que la prioridad ahora es el Plan Málaga, no nos desviemos en sus asuntos internos, que los deben solucionar en Cs".

Ha señalado, de igual modo, que el pacto de gobierno es "un pacto vivo", donde hay un diputado no adscrito, pidiendo no confundir con tránsfuga. "Al ser un diputado no adscrito, que no tiene intención de cambiar el acuerdo que hay firmado con Cs, respetando el gobierno, lógicamente, no entra dentro del transfuguismo".

"Estamos perdiendo el tiempo en esas divagaciones e interpretaciones", ha advertido Oblaré, insistiendo en que la Diputación "está para trabajar por los ciudadanos; Cassá da estabilidad, suma, pero no tiene intención de cambiar nada del acuerdo de gobierno que hay", añadiendo que no sabe si es que "Cs tiene intención de cambiarlo o tiene otra intención, que entonces sí, a lo mejor, Cassá sería un tránsfuga por mantener, a lo mejor, el gobierno actual". "Si Cs se plantea otras ideas, eso PP no lo sabe".

Así, Oblaré no ve peligrar el acuerdo de gobierno: "Estamos en las mismas circunstancias, incluso reforzados, y toca trabajar y sacar adelante el Plan Málaga". "Los acuerdos son los que son y los estamos cumpliendo", ha incidido.

Por su parte, el diputado socialista Javier Jerez también se ha referido a la moción de Cs, y pese a que ha dicho que no lo han podido ver, en principio, la apoyarían y ha vuelto a lamentar que "hay una crisis abierta" en el Gobierno de Diputación, que "ha provocado el PP".

"El PP y Salado, en lugar de estar preocupados por la gestión de la crisis de la pandemia, en lugar de preocuparse por salvar empleo de los malagueños, están preocupados por su propios intereses".

"Salado ha puesto la Diputación al servicio de los intereses del PP, abandonado un socio leal por un tránsfuga", ha afirmado, añadiendo que Salado "se ha convertido en la marioneta del consejero Elías Bendodo y ha provocado la mayor crisis institucional cuando tenía una mayoría absoluta consolidada desde que se inició el mandato que acaba de dinamitar", ha concluido.

De igual modo, la portavoz del grupo provincial de Adelante, Teresa Sánchez, ha vuelto a mostrar estupor por cómo en el anterior pleno "se premiaba a un persona que había abandonado su partido y que se incorporaba a un equipo de gobierno del que no quería formar parte en un primer momento".

"Creo que nuestra postura en relación con Cassá está bastante clara y definida", ha dicho, preguntado también a Maldonado si llega el caso de no cumplirse la moción "va a ser coherente con la postura que está defendiendo y va a dejar el equipo de gobierno". "No nos parece de recibo que con el dinero de todos los malagueños se premie una actitud de estas características", ha concluido.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
El Clínico incorpora 240 profesionales de enfermería de cara al verano
chevron_right
Moraga Sound, 35 conciertos gratuitos de artistas de Málaga en verano