Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 13/05/2021

Málaga

Y Málaga se quedó en la fase 0 con la vista puesta en el día 18

A la espera de poder acogerse la próxima semana a los criterios para pasar a la Fase 1, las criticas y la confrontación no tapan el goteo de fallecimientos

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Desinfección en un local de restauración, que tendrá que esperar.
  • El PP traslada una pregunta para que el Gobierno aclare criterios y el PSOE reclama más acción por Málaga y menos confrontación
  • Adelante Málaga pide al Gobierno municipal de la capital más autocrítica

De uñas contra el Gobierno de España vive el ejecutivo andaluz que preside Juanma Moreno después de que Málaga (junto con Granada) haya sido excluida del avance hacia la fase 1 de la desescalada a partir de este lunes al no cumplir con los requisitos necesarios. Una decisión que ha provocado, como no, reacciones, polémica y enfrentamiento en Málaga y en la provincia.

El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular y diputado nacional por Málaga, Pablo Montesinos, anunció que la formación trasladará al Congreso el “agravio a Málaga” destacando que los diputados populares por Málaga ya han registrado una pregunta escrita sobre este asunto para que el Ejecutivo explique los criterios por los que ha tomado esta decisión. Montesinos puso el foco sobre “por qué a Andalucía no se le aplican los mismos criterios por distritos sanitarios que a otras comunidades autónomas, con el consecuente trato discriminatorio para toda la provincia de Málaga, dejándola fuera de la fase 1”. “Exigimos explicaciones urgentes al Ejecutivo de Sánchez e Iglesias, porque no vamos a aceptar discriminaciones de ningún tipo”, ha advertido.

Así las críticas, el secretariogeneral del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, reclamó a la Junta de Andalucía “menos frentismo y más trabajo” para que Málaga pase a la fase 1 de la desescalada la próxima semana. “La estrategia del agravio que abandera el PP no va a conseguir que pasemos de fase. El PP, con Moreno Bonilla a la cabeza, debería preocuparse de que mejoren los datos de Málaga para que la próxima semana pasemos a la fase 1”, ha dicho. Ruiz Espejo considera que el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, “debería ser el primero en defender la salud de los malagueños. En lugar de proteger la salud de los malagueños, los dirigentes del PP prefieren acusar al Gobierno central de castigar a nuestra provincia”. “Moreno Bonilla debería preocuparse de que se renueven los contratos al personal sanitario, de que no se cierren centros de salud por las tardes y de que hay una nueva partida de mascarillas defectuosas en Málaga”, expuso.

Reclaman autocrítica

Adelante Málaga, la confluencia de Podemos e Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Málaga, pidió al equipo de gobierno de PP y Cs “más autocrítica y menos confrontación ante la resolución por la que la provincia de Málaga no ha pasado a la fase 1 de la desescalada, ya que los criterios seguidos son estrictamente sanitarios y técnicos”. “Lo que toca ahora es ponerse a trabajar con eficacia para garantizar medidas de control y prevención frente a los contagios para posibilitar que cuanto antes, la próxima semana si se dan las condiciones sanitarias adecuadas y se cumplen los criterios, Málaga pueda abandonar la fase 0 y ganar en capacidad de acción”, apuntó el portavoz de Adelante, Eduardo Zorrilla que criticó que “el PP culpe de discriminación al Gobierno Central, sin hacer autocrítica alguna, pues los dos factores principales que han determinado la decisión de la continuidad de Málaga en la fase 0 son, por un lado, el porcentaje de positivos en relación a 100.000 habitantes; ya que Málaga supera el diez por ciento, al situarse en un 13,5 por ciento, y el otro factor ha sido el insuficiente número de camas en UCI y en planta hospitalaria, pues en Málaga estamos por debajo que de lo que plantea Sanidad”.

Comercios y turismo

La Federación Provincial de Empresarios de Comercio y Servicios de Málaga consideró que el anuncio de que la provincia no pase a la fase 1 del plan de desescalada del confinamiento del Gobierno es un “jarrón de agua fría”, ya que comerciantes y hosteleros se preparaban “tímidamente” para abrir “con una más amplia expectativa”. Málaga Comercio se ha preguntado en un comunicado “¿qué ha pasado, quién no ha hecho su trabajo?”, por lo que ha pedido a las administraciones que den explicaciones. “¿De qué sirve haber instalado un hospital en el polideportivo de Carranque? Se nos ha venido informando de que Málaga estaba preparada para afrontar un rebrote”, ha remarcado la institución. Asimismo, ha señalado que “es complicado” abrir con cita previa sin gente en la calle y ha subrayado que “la no salida de la fase 0 solo va a producir retraso en la recuperación del empleo”.

“Málaga tiene que afrontar una temporada turística comercial de vital importancia para el futuro, los empresarios están dispuestos a asumir su parte, esperemos y confiemos que las administraciones competentes asuman la suya”, han remarcado.

Por su parte, los diputados nacionales por el PP de Málaga Pablo Montesinos y Carolina España, que se han reunido con representantes de la Cámara de Comercio malagueña, encabezados por su presidente, Sergio Cuberos, han subrayado que “la prioridad de los tres diputados del PP por Málaga es reactivar el turismo en la provincia con todas las garantías de seguridad y no dar el año por perdido, tal y como han sugerido desde el Gobierno”. El dirigente popular ha advertido de la “necesidad de que el Gobierno tenga una interlocución con el sector, cosa que lamentablemente no ocurre, y deje a un lado la improvisación y la opacidad para tener una hoja de ruta coordinada”, apuntando que “para mantener las pensiones, la sanidad pública y los servicios sociales hay que reactivar la economía y, en el caso de Málaga, eso es sinónimo de turismo, tal y como han enfatizado desde la Cámara de Comercio”.

Clima de confrontación

Ante las quejas y críticas de la delega da del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, Ruiz Espejo, lamentó que la labor de la Delegación ante la pandemia “sea solo la de hacer propaganda intentando engañar a la población con datos y cifras cuando es el Gobierno central el que aporta más del 70% de las ayudas que recibe la provincia de Málaga para luchar contra el COVID-19”.

Así, recordó que los 5.7 millones que recibe la provincia provienen íntegramente del Fondo Social creado por el ejecutivo central, “el mismo dinero que tuvimos que reclamar el mes pasado a la Junta porque no habían detallado los proyectos para que el Gobierno de Pedro Sánchez realizara las transferencias y el mismo dinero que los alcaldes estaban reclamando”, explicó.

“Parece que la única respuesta de la delegada del Gobierno de la Junta en Málaga, Patricia Navarro, a todas estas reclamaciones es seguir intentando generar confusión y buscar oportunidades para tapar una desastrosa gestión”, añadió, e incidió en pedir a la también dirigente del PP que “se esfuerce un poco más y, para empezar, debería explicar el plan de desescalada que ha presentado la Junta, para rendir cuentas ante el retraso de las ayudas para el alquiler a las familias más necesitadas y por qué somos de las provincias con más sanitarios contagiados y con los peores datos para pasar a la fase 1”.

 

 

COMENTARIOS