Actualizado: 18:26 CET
Domingo, 27/09/2020

Málaga

Con el rugido del motor en el ADN

Las malagueñas Vanesa Gutiérrez y Elisabeth Sevillano encaran una nueva temporada sobre su Jeep en la modalidad extreme 4×4

  • Team Vaneli 4x4.
  • Empezaron en 2018 en pruebas portuguesas para acabar siendo un equipo fijo en el calendario andaluz de extremo
  • Buscan patrocinadores que les permitan competir con garantías toda la campaña

El rugido del motor las atrajo como un imán y las hizo en 2018 crear el 'Team Vaneli 4x4'. Lejos de tener ascendencia italiana, las componentes de este equipo son dos mujeres afincadas en Mijas Costa: Vanesa Gutiérrez Moreno y Elisabeth Sevillano Marín, siendo la unión de sus nombres la imagen de marca que precede al rugido de su Jeep Wrangler TJ 4.0 adaptado al reglamento de la categoría extremo.

Es muy caro el mantenimiento de este tipo de vehículos, sobre todo las piezas. Necesitamos sponsor para poder competir toda la temporada

“Mi padre es un amante de las motos y, sobre todo, los coches. Desde muy pequeña me ha llevado a ver competiciones de este tipo y me ha ido gustando cada vez más”, recordó la piloto de 23 años, Vanesa, que fue la embaucadora para que ambas compitieran juntas.

La malagueña, con conocimientos de electromecánica, compagina la competición con su trabajo de peluquera canina. Junto a ella, como copiloto, se sienta Eli Sevillano, gaditana pero malagueña de adopción, que con 40 años es ama de casa, madre de dos hijas y lleva enganchada a esta modalidad deportiva desde hace veinte años.

“Cuando llegamos a Málaga por temas laborales conocimos a gente que salía de ruta y hacía triales y poco a poco me fui enganchando a este mundo”, comentó Eli.

El 'Team Vaneli', que cuenta con la colaboración del mecánico Pablo García Rojas, inició sus primeros pasos en pruebas portuguesas de la categoría extremo en la modalidad extreme 4x4, donde se mezclan las zonas técnicas con la velocidad. El Campeonato Super Extreme Trial (Ciset) 4x4 acogió el debut de esta dupla sobre las cuatro ruedas.

En 2019, disputaron el Campeonato Andaluz Extremo. “Éramos las únicas en categoría femenina y quedamos en sexta posición de 22 equipos”, explicó Vanesa, quien hizo hincapié en que “hemos tenido problemas mecánicos y no ha ido todo lo bien que podría habernos ido en las siete pruebas disputadas”.

A este respecto, ambas insistieron en la necesidad de lograr patrocinadores. “Es muy caro el mantenimiento de este tipo de vehículos, sobre todo las piezas y llevarlo al mecánico que está en Herrera (Sevilla). Necesitamos sponsor para poder competir toda la temporada con garantías”, subrayó la copiloto.

La competición andaluza agrupa un total de siete pruebas durante todo el año en diferentes zonas de la comunidad autónoma e incluso una la comparte con el campeonato portugués.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Pacientes de salud mental atendidos por enfermeros sin formación
chevron_right
El Málaga vuelve al trabajo con la mente puesta en el Numancia