Actualizado: 14:50 CET
Sábado, 18/01/2020

Málaga

Detenidos al abrir una cuenta a nombre de otro y gastarse 30.000 euros

Los arrestados en Marbella (Málaga) pertenecerían a una red que dedicada a ciberestafas y utilizaban la técnica de 'phishing' para ello

  • Operación de la Policía Nacional.
  • En esta técnica el cibercriminal se hace pasar por una persona o empresa de confianza a través de un correo o por teléfono
  • Los agentes han logrado recuperar 3.050 euros en efectivo, productos de cosmética y perfumería y la tarjeta utilizada por los investigados

Una pareja ha sido detenida por la Policía Nacional en Marbella (Málaga) como presunta responsable de los delitos de estafa y usurpación de identidad tras abrir una cuenta en internet a nombre de una tercera persona, también titular de una tarjeta con la que efectuaron pagos por más de 30.000 euros.

Los arrestados, un hombre de 31 años y una mujer de 33 años de nacionalidad rumana, pertenecen a uno de los eslabones de una red dedicada a ciberestafas, según ha informado este martes la Policía.

La actuación policial tuvo lugar en un comercio de Marbella cuando su responsable solicitó la presencia de los agentes al encontrar deficiencias en una tarjeta bancaria de pago que le había dado una clienta para abonar una compra.

Los investigadores comprobaron que el titular de la tarjeta no se correspondía con la persona que la presentaba y se pusieron en contacto con la víctima, que manifestó que desconocía ser titular de la cuenta y de la tarjeta.

Según las pesquisas policiales, la cuenta fue abierta a través de internet por la mujer y su marido con datos de una persona ajena a la trama y la tarjeta fue utilizada por ambos entre los pasados 14 y 25 de noviembre para retirar dinero del cajero y efectuar compras por importe de más de 30.000 euros.

Los arrestados, que formarían parte de una red dedicada a las ciberestafas, habían participado en los hechos abriendo una cuenta bancaria donde otras víctimas -inducidas a error por una tercera persona- hicieron ingresos por 60.000 euros.

Los agentes han logrado recuperar 3.050 euros en efectivo, productos de cosmética y perfumería y la tarjeta utilizada por los investigados.

En esta técnica, conocida como suplantación de identidad, el cibercriminal se hace pasar por una persona o empresa de confianza en un aparente comunicado oficial electrónico, algún sistema de mensajería instantánea o llamadas telefónicas.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Detienen en Málaga a un hombre con 25 gramos de cocaína en roca
chevron_right
Diego González espera llegar al parón de Navidad con otras 2 victorias