Actualizado: 20:50 CET
Lunes, 16/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

Los burros taxi de Mijas no llevarán a personas de más de 80 kilos

Además en este municipio perteneciente a Málaga se intensificaran los controles veterinarios, mejoras de las condiciones higiénicas de las cuadras y paradas

  • Un burro.
  • Desde el colectivo de arrieros aseguran que son los principales interesados en que los animales estén las mejores condiciones
  • La nueva ordenanza, ya aprobada en junta de gobierno local, se encuentra en vía de aprobación provisional para ser publicada en el Boletín Oficial

Los burros taxi de Mijas, seña de identidad de esta localidad malagueña, no podrán llevar a personas que superen los 80 kilos de peso, según establece la nueva ordenanza reguladora de este servicio, que velará por el bienestar de los animales.

El objetivo de la Concejalía de Transportes y Movilidad del Ayuntamiento de Mijas es que este reglamento entre en vigor a partir de 2020, una vez superado el periodo de exposición pública y aprobación definitiva.

Las principales novedades conciernen a "iniciativas y acciones tendentes a preservar y a defender el bienestar animal e intensificar su cuidado", ha destacado en un comunicado el edil de Transportes, Nicolás Cruz.

Entre ellas figura la intensificación de los controles veterinarios, mejoras de las condiciones higiénicas de las cuadras y paradas, y la "limitación de peso a 80 kilos máximo para subir a lomos de un burro", ha apuntado.

El edil ha incidido en que estas medidas son fruto de las reuniones que el Ayuntamiento ha mantenido con arrieros y diferentes colectivos animalistas, ya que la ordenanza abarca "todas las sensibilidades".

Cruz ha avanzado que se trabaja en la búsqueda de localizaciones alternativas a las actuales cuadras, con el fin de "dar respuesta a las necesidades que las actuales no cubren", ya que son instalaciones que datan de hace 50 años y "la normativa ha cambiado mucho".

Desde el colectivo de arrieros, que cuenta con 69 ejemplares, aseguran que son los principales interesados en que los animales estén las mejores condiciones.

"Los burros tienen que estar bien cuidados, comidos y bebidos, con sus controles veterinarios; nosotros somos los principales responsables", ha declarado Salvador Torres, uno de los arrieros que presta este servicio.

La nueva ordenanza, que ya ha sido aprobada en junta de gobierno local, se encuentra en vía de aprobación provisional para, posteriormente, ser publicada en el Boletín Oficial de la Provincia para su exposición pública, y una vez superado el periodo de alegaciones, se aprobará de forma definitiva.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Reclutan pacientes con sobrepeso para cambiar su estilo de vida
chevron_right
Trabajarán para inserción de migrantes: vivienda y jóvenes extutelados