Actualizado: 11:20 CET
Viernes, 22/11/2019

Con Y griega

Apuntes electorales

Publicado: 05/11/2019 ·
09:04
Actualizado: 05/11/2019 · 09:04

En este escenario, nada mejor que desanimar a aquellos que aún se piensan apoyar o no a las izquierdas

El paso del tiempo contribuye eficazmente a poner las cosas en su sitio. O, lo que es lo mismo, facilita su correcta percepción incluyendo esos hechos en su verdadero contexto. Y así, Pedro Sánchez arranca su campaña electoral azuzando el miedo a la ultraderecha para activar el voto de las izquierdas. No se ha oído entre sus propias filas reproche alguno. El riesgo es bien  cierto, desde luego. Tanto o más que cuando lo advirtió Susana Díaz en las pasadas elecciones andaluzas. Avisó del auge de Vox pero ni por esas. Es más, fueron los propios sanchistas los que la acusaron de engordar de esta forma el voto hacia Vox. Es lo que tiene ser pionero. Pagas la novatada. Sucedió, igualmente, con las artimañas en las redes sociales que se vivieron entonces para desincentivar el voto hacia los socialistas fomentando a través de FB las diferencias internas con falsedades. O sea, lo mismo que ahora se está conociendo aunque ya poniéndose nombre y apellidos al autor de tan artera maniobra y de sus beneficiarios.

Visto lo cual, cabe valorar aún más el logro alcanzado por el PSOE andaluz bajo aquellas circunstancias aunque ya de nada sirva. Obtuvo una gran ventaja pero no fue suficiente para mantenerse en el gobierno. Algo de eso se teme ahora que pueda ocurrirle a Sánchez. Las encuestas hablan de estancamiento del voto socialista y del crecimiento de Vox al tiempo que de la existencia de un altísimo porcentaje de indecisos. Y ahí sigue estando la clave. En este escenario, nada mejor que desanimar a aquellos que aún se piensan apoyar o no a las izquierdas. Es entonces cuando entran en acción las viejas tretas ya empleadas anteriormente por el PP. De hecho, en febrero de 2008 el que fuera secretario de comunicación de esta formación, Gabriel Elorriaga, confesaba al diario británicoFinancial Times que toda la estrategia del PP en las elecciones del 9 de Marzo de aquel año , a las que concurría Zapatero, se centraba en fomentar la abstención de los votantes indecisos del PSOE. “Sabemos que nunca nos votarán. Pero sí podemos sembrar suficientes dudas sobre la economía, inmigración y sobre cuestiones nacionalistas , entonces se quedarán en casa” señaló. Más claro agua. Con Díaz, con evidentes disensiones internas, la jugada surtió efecto: muchos socialistas no fueron a votar o depositaron un voto nulo. Ahora, sin embargo, Sánchez cuenta con la fortuna de no sufrir fisuras. Veremos.

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Antonio Yélamo

Periodista de dilatada trayectoria, Antonio Yélamo es director de Radio Sevilla, en la Cadena Ser

Con Y griega

La actualidad política, social y económica andaluza analizada desde la A a la Y con el sello personal de Antonio Yélamo

VISITAR BLOG
Publicado: 05/11/2019 ·
09:04
Actualizado: 05/11/2019 · 09:04
Publicidad Ai
chevron_left
Concentración en Fuengirola a favor de las empleadas de la dependencia
chevron_right
Málaga, la segunda provincia con mayor subida del paro en octubre