Actualizado: 13:52 CET
Sábado, 14/12/2019

Málaga

Rechazan declarar insolvente al dueño de la finca donde murió Julen

El Juzgado de Málaga no ha admitido a trámite la solicitud de concurso voluntario presentada por la defensa de David Serrano, único investigado en el caso

  • David Serrano y su abogado.
  • El Juzgado de Instrucción tiene los medios para conocer si el investigado cuenta con capacidad económica o no, o con bienes que pudieran ser embargado
  • El letrado aseguró que su patrocinado no podía "ni ahora ni en un futuro cumplir con una deuda que podría ascender a 1.500.000 euros"
  • El juicio por la muerte de Julen comenzará el 21 de enero y en el banquillo de los acusados se sentará David Serrano

El Juzgado de Primera Instancia número 14 de Málaga no ha admitido a trámite la solicitud de concurso voluntario presentada por la defensa de David Serrano, único investigado en el "caso Julen", el niño de 2 años que murió el pasado enero al caer a un pozo en Totalán (Málaga).

Según han informado a Efe fuentes judiciales, la jueza señala que la adopción de medida cautelar en procedimiento penal no es causa que permita promover esta tramitación, al no ser deuda a los fines previstos en la Ley Concursal.

Argumenta que el Juzgado de Instrucción tiene los medios para conocer si el investigado cuenta con capacidad económica o no, o con bienes que pudieran ser embargados, en caso de que no se constituya la fianza requerida, "no pudiendo obviarse sin más por una declaración de insolvencia pretendida" ante procedimiento concursal en la vía civil.


En este sentido, sostiene que no se cumple uno de los requisitos previstos al no tratarse de un supuesto de insolvencia de deudor común, al que alude el artículo 2,1 de la Ley Concursal.

La defensa de David Serrano presentó la solicitud de concurso voluntario de deudor de persona física al asegurar que su cliente "está técnicamente en una situación de insolvencia" y ante la "avalancha de reclamaciones" contra él.

El letrado aseguró entonces a Efe que su patrocinado no podía "ni ahora ni en un futuro cumplir con una deuda que podría ascender a 1.500.000 euros, sumando los conceptos de responsabilidad civil y sanción administrativa".

En la solicitud se indicaba que Serrano es insolvente, que está desempleado actualmente y no percibe prestaciones por desempleo ni subsidio.

Días después de que presentara esta petición, el Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga embargó la finca de Totalán donde murió Julen para cubrir parte de la fianza requerida a Serrano para asegurar las responsabilidades pecuniarias de 885.310 euros.

El juicio por la muerte de Julen comenzará el 21 de enero y en el banquillo de los acusados se sentará David Serrano, que se enfrenta a una petición fiscal de 3 años de prisión por un delito de homicidio por imprudencia grave, aunque los padres elevan a 3 años y medios su petición al apuntar a una negligencia "extremadamente grave".

El niño cayó al pozo el 13 de enero de 2018 después de que el acusado acudiera en compañía de su pareja y su hija menor y de los padres de Julen y el pequeño a esa parcela con la intención de hacer un arroz y pasar el día en el campo, y fue rescatado sin vida tras trece días de trabajos de rescate.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
De la Torre no ve incompatible el rascacielos y declarar BIC La Farola
chevron_right
Llegan al puerto de Málaga 73 personas rescatadas en una patera