Actualizado: 03:00 CET
Miercoles, 11/12/2019

Málaga

Situación “límite” ante la falta de enfermeras en la UCI del Materno

SATSE denuncia la falta de contratación al activarse la ECMO (Oxigenación por membrana extracorpórea) en este centro hospitalario de Málaga

  • Hospital Materno Infantil de Málaga.
  • Al darse este protocolo, el centro se compromete a contratar una enfermera y una auxiliar de Enfermería más por turno

El sindicato SATSE ha denunciado la situación de la UCI de Pediatría del Hospital Materno Infantil de Málaga por la ausencia de contratación de profesionales de enfermería ante la cobertura por activación de la ECMO (Oxigenación por membrana extracorpórea), es decir, un sistema de asistencia mecánica capaz de proporcionar soporte cardíaco y pulmonar durante días o semanas en pacientes con insuficiencia cardíaca o respiratoria.

Según explican desde este sindicato en un comunicado, al activarse este protocolo, automáticamente el SAS debe autorizar la contratación de personal de enfermería extra para la cobertura de esta intervención.  “Los cuidados que precisan estos pacientes necesitan en exclusiva dos enfermeros y un auxiliar, justificado por el tipo de cuidados tan específicos y especializados, de forma que se garantice los cuidados y la asistencia a estos niños”, detallan.

El número de enfermeras por turno para garantizar los cuidados y la asistencia a los niños ingresados en la UCI es de siete por la mañana, seis por la tarde y otras seis por la noche, con el objetivo de asegurar una ratio de enfermera/paciente, y no menoscabar los cuidados a los niños ingresados. Cuando se activa una ECMO el centro se compromete a contratar una enfermera y una auxiliar de Enfermería más por turno por cada ECMO ingresada. Sin embargo, desde SATSE denuncian que la semana pasada se activó la ECMO en dos ocasiones, una el martes y otra el viernes, y “ha sido el propio personal de la UCI el que, sin el refuerzo acordado, se ha visto obligado a romper la ratio de seguridad para los niños, de manera que el mismo profesional de Enfermería de la unidad se ha visto obligado a desdoblarse y a rozar el don de la ubicuidad para garantizar, a costa de su propia salud física y emocional, que los cuidados de los pequeños se encuentren garantizados, asumiendo una carga de trabajo que entendemos como abocados por una decisión indeseable, inadmisible,  irresponsable y temeraria. El equipo de enfermería el sábado era de cinco enfermeros, cuando tenían que ser ocho, y de tres auxiliares, en lugar de cinco”, detallan.

Ante estos motivos, creen que es “inhumano” someter a estos “grandes profesionales” a este tipo de presión, sobrecarga y desbordamiento, “teniendo en cuenta lo que se tiene entre manos,  que no es otra cosa que la seguridad clínica de un tipo de pacientes, que no son otros que niños y niñas, es decir, la parte más frágil y débil de los usuarios de nuestro Sistema Público Sanitario”.

Así, denuncian que “de nuevo esta dirección acaba de dinamitar otro acuerdo que garantiza la calidad y la seguridad de la asistencia clínica”.

Además, creen que esta situación refleja “el menosprecio sistemático que esta dirección del SAS y por ende, de nuestro centro, mantiene sobre la Enfermería, que se manifiesta en el mantenimiento de una plantilla deficitaria históricamente en relación a la población que atiende y al aumento de los servicios que este tipo de centro presta, y que no ha ido de la mano nunca de un aumento de la dotación de la plantilla que garantice presten estas nuevas carteras de servicios”.


Por último, advierten sobre la posibilidad de elevar una denuncia a la Fiscalía para que determine “la responsabilidad en la toma de decisiones”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
La vida de un videojugador: 8 horas diarias de juego y menú especial
chevron_right
Detenido por conducir con una sola mano y el cuerpo fuera del coche