Actualizado: 11:03 CET
Domingo, 15/09/2019

Málaga

Orejas de distinto peso para David de Miranda y López Simón en Málaga

A pesar de las tres orejas, dos para David de Miranda y otra para López Simón, el festejo no terminó alcanzar poco más que un tono medio

Cargando el reproductor....

La tarde de levantaba mucha expectación entre los pocos aficionados que se dieron cita en La Malagueta, pero, a pesar de las tres orejas, dos para David de Miranda y otra para López Simón, el festejo no terminó alcanzar poco más que un tono medio, y en el que Román no tuvo suerte con su lote.

López Simón recibió a su primero por delantales saliéndose a los medios con temple y llevando al toro que tendía a meterse por dentro por el pitón izquierdo. Basó su faena por este mismo pitón a pesar de que el de La Palmosilla no terminaba nunca de humillar.

El madrileño estuvo muy voluntarioso durante toda la faena queriendo agradar al público y consiguiendo su beneplácito para cortar la primera oreja de la tarde.


El cuarto salió también muy suelto, sin hacer caso a los capotes que se le presentaban, y, ante la imposibilidad de lucimiento, López Simón optó por sacarlo a los medios con el capote muy bajo y llevándolo toreado antes de que Ángel Rivas protagonizara un buen tercio de varas.

De rodillas en el tercio comenzó la faena López Simón, consiguiendo despertar al público de su letargo. Buen toro de La Palmosilla que sacó muchísima transmisión con el que el madrileño no llegó a terminar de acoplarse, toreando en línea y por la periferia, trato que no se merecía el animal, que en otras manos hubiera sido otra la historia.

Salió suelto y muy parado el segundo de la tarde, no permitiéndole lucimiento con el capote al valenciano Román. Hizo el quite David de Miranda por gaoneras y tafalleras, dejándose pasar los pitones muy cerca.

Por bajo fue sacándose el toro hacia el tercio el valenciano para seguir sobre la mano derecha, dándole sus tiempos al de La Palmosilla y dejándosela en la cara para tirar de él. Muy inteligente Román durante toda la faena. Terminó metiéndose entre los pitones, acortando terreno y toreando en las cercanías.

El quinto fue otro toro que salió muy suelto y sin fijeza. Brindó su faena a Jiménez Fortes y comenzó sobre la mano derecha ante un toro que siempre echaba la cara arriba al final del muletazo, que protestaba y que había que cogerle los tiempos para que no le tocase la muleta.

Se fue parando el de La Palmosilla y Román tenía que provocarle mucho. Por el pitón izquierdo era aún peor, ya que soltaba aún más la cara, por lo que el valenciano optó por volver sobre el pitón derecho, aunque a estas alturas al animal ya estaba muy venido a menos.

David de Miranda apenas pudo hacer nada con el capote en su primero, un toro que salió muy suelto y sin fijeza.

Brindó al público y se quedó en los medios para citar al toro desde allí con un pase cambiado por la espalda muy ajustado. Todo tuvo que ser a media altura debido a las pocas fuerzas del animal, pero David le fue apretando y exigiéndole conforme pasaba la faena.

Con mucho gusto y temple realizó una labor muy correcta y de muchísimo ajuste, resonando algún "uy" en los tendidos. Cerró la faena por unas ajustadísimas manoletinas.

El sexto fue otro toro que salió muy suelto de salida y que no acudía a la llamada de los capotes. El onubense comenzó la faena en el tercio con estatuarios por alto, muy quieto y dejándose pasar los pitones muy cerca de la taleguilla.

Sobre la mano derecha consiguió una segunda tanda bajando la mano y enroscándoselo a la cintura. Mucho gusto y empaque por parte de David de Miranda. Se cambió la muleta a la mano izquierda y por ahí el de La Palmosilla no era el mismo, se quedaba más corto y protestaba, aún así David porfió para sacar algunos naturales de gran belleza.

FICHA DEL FESTEJO.- Toros de La Palmosilla, justos de presentación y nobles en general. El mejor, el cuarto, muy ovacionado en el arrastre.

López Simón, de caña y oro: estocada (oreja); media, pinchazo y estocada (vuelta al ruedo).

Román, de gris plomo y oro: dos metisaca y estocada (palmas); estocada atravesada (ovación).

David de Miranda, de azul noche y oro: estocada ligeramente desprendida (oreja); estocada (oreja).

En cuadrillas, Vicente Osuna y Raúl Martí saludaron tras banderillear al cuarto y quinto toro, respectivamente.

La plaza registró un cuarto de entrada en tarde agradable. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El alcalde de Málaga ofrece acoger a inmigrantes del Open Arms
chevron_right
Extinguido el incendio junto al polígono industrial Guadalhorce