Actualizado: 01:35 CET
Miercoles, 23/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

Opinión: Y seguimos con las dos Españas

Un análisis de la presidenta de la Protectora de Málaga

  • Protesta antitaurina en Málaga.
  • Aboga por que te puedes "divertir sin ver morir a un animal bello y pacífico en un ruedo hostil y negro"
  • Destaca que "España es un país para disfrutar la vida, el sol, la luz del cielo en los atardeceres mediterráneos"
  • Se queda con "la España que no necesita ni sangre, ni muerte, ni tortura ni maltrato para disfrutar y vivir"

La España negra de sangre y toros, la España de caza y muerte, la España de los toros embolaos, de los toros de fuego, de los toros al mar, de las infames becerradas, de los caballos de tiro, del tiro al pichón, de la “rapa las bestias”, de peleas de gallos, de tantas y tantas barbaridades que año tras año, día tras día, esa España dedica a los santos y las vírgenes, festeja matando, se divierte torturando, España palpitante de sangre en el albero. Toreros rezando antes de matar, relicarios y amuletos cosidos al traje de luces.

Españolito que vienes, al mundo te guarde dios una de las dos Españas, ha de helarte el corazón. Antonio Machado

Y la otra España, la que no quiere torturas regladas y subvencionadas, la España que no entiende que alguien disfrute tirando a matar a un pichón que le lanzan, que no entiende cómo se disfruta viendo pelear e inundar el pequeño ring de sangre, a dos gallos, que no entiende la necesidad de honrar a los santos torturando animales.

Y hay dos juventudes, la juventud que apoya el respeto a los seres vivos, el derecho a ser respetados de los animales, y otra juventud, la que sigue cogiendo una escopeta y disparando a los animales en el campo de todos, la juventud que hace unos días festejaba en un conocido restaurante la sangrienta feria taurina de Málaga.

Se trata de nacer en una u otra familia, se trata de aprender una forma u otra de vida, de entender la vida, aunque también tienes la ocasión de rectificar de adulto, abrir los ojos y salir de la caverna, descubrir que te puedes divertir sin ver morir a un animal bello y pacífico en un ruedo hostil y negro, que puedes salir a pasear por el campo y volver a tu casa cargado de vivencias y no de cadáveres, que puedes disfrutar de tu perro y tenerlo en tu casa, feliz y amigo, en vez de en zulo y usarlo como herramienta de muerte. Herramienta de usar y abandonar cuando ya no te sirve. Animal roto y herido, viejo o enfermo…no sirve.

España es un país para disfrutar la vida, el sol, la luz del cielo en los atardeceres mediterráneos, los bosques de helechos gallegos, la mirada amarilla y eterna en las llanuras del centro, esos bosques mágicos del Norte, con las huellas de las hadas celtas, las blancas arenas mallorquinas que se mecen en el mar latino, alisios canarios acariciando al Teide.

Me quedo con esta España, la España que no necesita ni sangre, ni muerte, ni tortura ni maltrato para disfrutar y vivir.


Que no te hielen el alma ni el corazón, españolito que naces.

 

                                                                                                                                           Carman Manzano Rodríguez

                                                                                                                                           Presidenta de la Sociedad Protectora de animales y Plantas de Málaga

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Una niña pide ayuda por la ventana por la pelea de sus padres
chevron_right
Hospitalizadas cuatro personas por accidente entre dos coches y moto