Actualizado: 23:17 CET
Domingo, 25/08/2019

Málaga

Otto, el perro que enseña a niños y niñas a leer

La psicóloga Laura Brinkmann supervisa y acompaña a este perro a centros educativos y bibliotecas de Málaga

  • La psicóloga Laura Brinkmann con Otto.
  • La psicóloga hace una señal al animal para que mueva la pata cuando considera que el niño se ha equivocado en la lectura
  • Los niños que acuden a estas actividades se sienten más cómodos al leer, sin miedo o vergüenza a equivocarse

Otto, un perro de la raza "golden retriever", participa en un programa de lectura con niños y niñas para mejorar sus habilidades en la comprensión de los textos, el vocabulario, la fluidez y la pronunciación.

La psicóloga Laura Brinkmann, que supervisa y acompaña a este perro a centros educativos y bibliotecas de Málaga, hace una señal al animal para que mueva la pata cuando considera que el niño se ha equivocado en la lectura, gesto por el que el alumno entiende que tiene que repetir correctamente lo que ha dicho.

Los niños que acuden a estas actividades se sienten más cómodos al leer, sin miedo o vergüenza a equivocarse, "incluso se ha comprobado que mejora su autoestima", ha declarado Brinkmann a Efe.


El programa de trabajo se adapta en función de las necesidades específicas de cada alumno que el equipo docente del centro comunica previamente a la psicóloga.

La visita a los niños se realiza una vez a la semana y tiene una duración de dos horas a dividir entre seis alumnos, con lo que cada participante realiza veinte minutos de trabajo con el perro.

La asociación Perros y Letras de Madrid, a la que pertenece el equipo que forman Laura y Otto, ha desarrollado este proyecto -denominado "READ"- en más de quinientos colegios de diez provincias de toda España a través de sus diferentes equipos.

Para poder realizar estas actividades, a Otto se le evalúa cada dos años para comprobar que es sociable y que soporta situaciones de estrés y se le realiza un control veterinario cada tres meses.

El programa ha llamado la atención de la Universidad Complutense de Madrid, que está realizando un trabajo sobre sus beneficios en el alumnado.

A pesar de los buenos resultados, Brinkmann ha señalado que algunos centros todavía son reacios a que un animal entre en las clases, por lo que tienen previsto pedir a la Diputación de Málaga que respalde el proyecto para poder llegar a más centros y bibliotecas.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Estabilizado el incendio forestal declarado en Ojén
chevron_right
Detenido por amenazar con 'rajar' al vigilante de un chiringuito