Actualizado: 19:31 CET
Miercoles, 20/11/2019

Málaga

El Ayuntamiento de Málaga deja que se “pudra” la Asociación Lagunillas

Han perdido la ayuda de 6.000 euros y solo tienen una furgoneta para el reparto, la otra está averiada

Una de las furgonetas averiadas de la asociación en el taller.

1

Una de las furgonetas averiadas de la asociación.

2
  • La asociación atiende semanalmente a 800 familias, más de 3.000 personas y un total de 325 menores de edad
  • Con los pagos de la luz, el agua, los seguros, no llegan a fin de mes

La Asociación Lagunillas Cruz Verde Málaga ve empeorar su situación económica después de perder la subvención de 6.000 anuales y la avería de sus dos furgonetas, una de ellas ya reparada. Piedras en el camino que “agotan” a Curro López, presidente de la asociación, y que le hacen pensar que el Ayuntamiento de la ciudad “dejará que nos pudramos”.

“He llamado 20 veces en un mes al alcalde y no me coge el teléfono”

“Nos han quitado la subvención, porque nos cabreamos”, ha incidido López, detallando que “pedimos la subvención del distrito con Gemma del Corral, concejala de Derechos Sociales, pues a muchas asociaciones les dan un pastizal y a nosotros nos dan todos los años 600 euros, una ridiculez”.

Asimismo, esto llevó al presidente a “no presentar las facturas, porque es perder el tiempo y por la culpa de no presentar las facturas hemos perdido la subvención de 6.000 euros del Área de Bienestar Social”, una segunda ayuda que “era con lo que tirábamos un año entero para alimentar a 800 familias, que son 3.000 y pico bocas”.

Por ello, desde la asociación han presentado un recurso indicando que “ha sido un fallo, que las facturas las tenemos”. Sin embargo, López ha asegurado que “nos han dicho directamente que no, que está fuera de plazo”, ha criticado. Además, ha reivindicado que “está fuera de plazo una subvención de 6.000 euros para 800 familias, unas 3.000 y picos personas, 325 niños tengo yo aquí; pero ahora se suben el sueldo un 20 por ciento, eso no está fuera de plazo”.

“Antes tirábamos mal con los 6.000 euros al año”, ha denunciado, haciendo hincapié en que “solo la factura del mes pasado de la luz son 325 euros, aparte el gasoil de las dos furgonetas, el seguro de las furgonetas y de los dos locales, la luz de todo el año, el agua, es irrisorio”.

El presidente ha informado de que esta mañana habló con Mar Torres, asesora de la concejalía de Derechos Sociales, para trasladar la situación de la asociación y pedir ayuda. “Me ha dicho que me llama el lunes o el martes, pero es que es tontería, para subirse el 20 por ciento del sueldo en 24 horas han tomado la decisión, y a qué esperan para rescatar a esta asociación que lleva 14 años trabajando para darle de comer a los pobres”, ha protestado.


Se duplica el trabajo sin una de las furgonetas

La asociación tiene dos furgonetas, pero ambas se averiaron. La reparación del primer vehículo asciende a “mil euros”, un coste que no pueden asumir, ha explicado López.  En cuanto a la segunda, “hemos conseguido los 300 y pico euros”, ha indicado, añadiendo que “el mecánico no nos ha cobrado nada, me ha dicho que le pague cómo y cuándo pueda; es más, esta mañana me ha llamado para decirme que si no le puedo pagar, que no le pague”.

Así, ha recalcado que “ahora estamos con una sola furgoneta para repartir 6.000 kilos de fruta y verdura todas las semanas, y unas cinco toneladas de alimentos no perecederos: aceite, leche, pasta, arroz”, ha lamentado el presidente, mientras agradecía la solidaridad de “una mano caritativa que no nos ha cobrado la mano de obra de la reparación”.

El problema con las subvenciones, unido a las averías, provoca en López “indignación”, pero sin impedir que desde la asociación sigan trabajando, “nos hemos ido a las cinco de la mañana a recoger fruta y verdura, si tenemos que dar 20 viajes, los damos, es lo que hay”, ha dicho.

Ante los nuevos acontecimientos, López ha decidido no dimitir como presidente de la asociación, como ya anunció a finales del pasado mes. “No quiero abandonar, no soy ningún cobarde y a mí no me van a machacar, lo están intentando, pero a mí no me van a machacar”, ha subrayado. Así, ha recordado que “esto lo hizo mi mujer, ella murió, y yo seguí con esto, quiero salir adelante por su memoria”.

“Yo tengo dos infartos, me da igual, pero si me tengo que ir a la puerta del Ayuntamiento a dormir y ponerme en huelga de hambre, es que me la pela”, ha advertido, haciendo referencia a que “he llamado 20 veces en un mes al alcalde y no me coge el teléfono”.

“Están muy bien los museos, la cultura de puta madre, pera la gente necesita también a su alcalde, que para eso le han votado”, ha criticado el presidente.

El próximo jueves 18 de julio a las seis de la tarde está prevista una nueva asamblea en la asociación.

NOTICIAS RELACIONADAS

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Málaga supera ya a Sevilla en más de 1.500 viviendas de obra nueva
chevron_right
El PSOE pide actuaciones urgentes en los parques de Málaga