Actualizado: 23:18 CET
Sábado, 07/12/2019

Málaga

Desarticulada una célula de narcos con más de dos toneladas de hachís

Han sido detenidas en Málaga cuatro personas por su presunta implicación en los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal

Droga incautada.

1

Droga incautada.

2

Droga incautada.

3
  • Guardaban la droga en naves de Marbella y Vélez Málaga antes de enviarla desde España a Francia y Bélgica

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una célula de narcotraficantes a gran escala dedicada al tráfico internacional de droga, principalmente marihuana y hachís. Han sido detenidas cuatro personas por su presunta implicación en los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

Entre los arrestados se encuentran el cabecilla de la red y un transportista. Los investigados guardaban en una nave industrial de Vélez-Málaga dos camiones, en uno de los cuales se hallaban escondidos 80 kilogramos de marihuana que pretendían distribuir de forma inminente, han indicado desde la Policía Nacional en un comunicado.

El entramado alquilaba viviendas y naves en las que ocultaba los estupefacientes mientras preparaba su transporte desde la provincia de Málaga hasta los mercados franceses y belgas. Además, compraba y alquilaba coches --caleteados-- y camiones de gran tonelaje en la que ocultaba la droga. En una de las viviendas, situada en Marbella, los investigadores localizaron dos toneladas de hachís.

Los arrestados traficaban con marihuana y hachís, utilizando el mismo modus operandi para su distribución en los dos casos. El responsable de la célula realizaba una búsqueda de viviendas y naves industriales en alquiler para almacenar el estupefaciente y adquiría camiones de gran tonelaje.

Así, una vez logrados ambos propósitos, la droga era trasladada en vehículos pequeños y furgonetas caleteadas hasta estas ubicaciones antes de darle salida. Allí, la cargaban en camiones que posteriormente salían con destino Francia y Bélgica.

OBSESIONADOS CON LA SEGURIDAD


La organización, obsesionada con su seguridad, actuaba en células estancas formadas por dos o tres personas; escondía la droga en sitios que sólo conocía un número muy reducido de sus miembros. Durante el transporte, el conductor del vehículo --camión, coche o furgoneta-- desconocía el destino final del estupefaciente y las paradas previstas; además, carecía en todo momento de un patrón uniforme en cuanto a horarios y trayectos; manteniendo entre sus componentes contactos de dos o tres minutos de duración.

Las pesquisas condujeron a los investigadores hasta una nave en un polígono industrial en Vélez-Málaga, y desde allí a un camión en cuyo interior los agentes se incautaron de 80 kilos de marihuana. En el momento fue detenido su conductor, un hombre de nacionalidad española y con antecedentes por tráfico de cocaína.

En el operativo, que se llevó a cabo con el registro de la nave y dos viviendas relacionadas con los investigados, los investigadores detuvieron a otros dos miembros --dos hombres, un francés y un belga-- y aprehendieron casi dos toneladas de hachís. Días después era detenida una cuarta persona relacionada con los hechos investigados.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Compra un coche de 30.000 euros con una documentación extraviada
chevron_right
Detenida una mujer que vendía cocaína en su casa delante de sus hijos