Actualizado: 18:33 CET
Lunes, 20/01/2020

Málaga

Los aspirantes a la Alcaldía de Málaga exhiben sus colores de guerra

Francisco de la Torre aspira, en unos disputados comicios, a revalidar la Alcaldía como hizo hace 4 años

Francisco de la Torre, candidato del PP.

1

Daniel Pérez frente a la Casona del Parque.

2

Acto con Rosa Galindo, candidata de Málaga Ahora.

3

Cassá con parte de su candidatura.

4

Inicio de campaña de Adelante Málaga.

5
  • De La Torre exhibe lo realizado y mira al futuro, el PSOE desconfía de que pacte con Vox, Cs quiere crecer y la izquierda no confluye del todo

La sensación es de que vivimos una precampaña constante, que en momentos puntuales, se convierte en campaña electoral con todos sus avíos. Así, nos disponemos a elegir concejales y alcalde o alcaldesa para los próximos cuatro años después de que este viernes haya arrancado la carrera para ocupar el sillón de la Casona del Parque, la alcaldía más importante de las que el Partido Popular tiene ahora mismo, por mor de la confianza recibida desde hace dos décadas por el popular Francisco de la Torre.  

Un De la Torre que ha gobernado en este último mandato asido a la muleta de Ciudadanos, pero que no parece tenerlas todas consigo a la hora de repetir. No obstante, el alcalde y candidato a revalidar la Alcaldía de la capital, tendía anoche en Pedregalejo la mano a los malagueños para “revalidar su confianza”, destacando que “hemos iniciado un camino fructuoso de colaboración que ha tenido como resultado la gran transformación que ha experimentado nuestra ciudad de Málaga”.

De la Torre, que ha agradecido el apoyo mostrado estos años por los vecinos de la capital, ha apelado a “la ilusión para garantizar un modelo de ciudad ambicioso pero solidario, en el que nadie se quede atrás”, poniendo en valor “la política social desarrollada, atendiendo a las necesidades de todos, desde los mayores hasta los más jóvenes”, destacando especialmente su política de vivienda, “con la construcción de más de 5.200 VPO en régimen de alquiler y propiedad sin ser competencia municipal, frente a las escasas 60 realizadas por el PSOE de la Junta; ese es el modelo de ciudad que queremos”, ha explicado.

Los deseos de la oposición

Que no siga con la vara de mando es el empeño del resto de formaciones, empezando por la segunda más votada hace ahora cuatro años, el PSOE, que con Daniel Pérez a la cabeza y con el optimismo del triunfo en las últimas generales de hace apenas dos semanas, afronta la batalla con optimismo.

Pérez, que comenzó la campaña en un lugar simbólico, frente al edificio del Ayuntamiento de Málaga, apeló anoche a una gran movilización para hacer posible el cambio en Málaga indicando que en estas elecciones “sólo hay dos opciones: o el cambio o que el PP siga en el poder pero ahora con la ultraderecha de Vox”.  Pérez  ha defendido que los socialistas están “acariciando con la punta de los dedos la alcaldía de Málaga” y “muy cerca de que la bandera de la igualdad, la justicia social y la transparencia ondee de nuevo” en la Casona del Parque.

Mientras tanto, desde Málaga Ahora, la número uno de la lista, Rosa Galindo puso el acento en que “esta es una campaña distinta. Es distinta, en primer lugar, porque esta es la única candidata que nunca irá a un acto en coche oficial. Es distinta también porque esta candidata es la única que ha sido elegida por la gente, en un proceso de primarias abiertas y no por unos cuantos hombres encerrados en un despacho. Es distinta porque esta candidata es la única mujer que encabeza una lista para estas elecciones y la única que sabe que cuando acabe la legislatura volverá al mercado laboral, porque esta candidata entiende la política como un compromiso, no como una profesión”.

Cs, con sus altas expectativas a cuesta, eligió Astilleros Nereo para presentar su decálogo de cara a ganar la confianza de los malagueños para que Juan Cassá sea el próximo alcalde de la capital. Este aseguró que quiere  liderar el gobierno de la cuarta modernización de Málaga y conseguir una Málaga más verde, tecnológica y emprendedora, para las familias y los autónomos, que baje impuestos y esté orgullosa de su patrimonio y de sus barrios. Ciudadanos aboga en su ambicioso decálogo por diversificar el modelo productivo de Málaga con un Parque Tecnológico de Andalucía potente y bien comunicado; un parque empresarial ligado a la economía azul en el Puerto; un barrio tecnológico para nuestros jóvenes en la nueva zona de expansión de la ciudad y la puesta en marcha de un Plan Estratégico de Suelo Industrial que facilite la llegada de inversiones y nuevas empresas a la ciudad.

Mientras tanto, desde Adelante Málaga, la confluencia de IU y Podemos para las elecciones municipales del 26 de mayo, el candidato a la Alcaldía, Eduardo Zorrilla destacó que “la percepción, las sensaciones que nos transmite la gente en esta precampaña, son muy positivas y nos hacen ser muy optimistas”, e hizo hincapié en que “igualmente en estas elecciones municipales (en referencia a las pasadas Generales) estamos convencidos de que el voto de los barrios trabajadores va a ser decisivo para el cambio a un gobierno progresista en la ciudad”. Zorrilla enfatizó que “Adelante Málaga es la única fuerza que puede garantizarlo” y recordó que a día de hoy ni el Partido Popular ni De la Torre descartan formar gobiernos o alianzas con Vox, ni Daniel Pérez y el Partido Socialista descartan llegar a un gobierno con Ciudadanos, “una fuerza liberal que sería capaz de privatizar hasta el aire que respiramos”.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Unicaja rasca la victoria (89-84)
chevron_right
El Unicaja, sin margen de error para estar arriba