Actualizado: 21:37 CET
Viernes, 22/02/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

Un sábado noche de Carnaval de fábula en Málaga

Las Preliminares del concurso de agrupaciones en el Carnaval de la costa del sol se llenan de buenas voces y buenas letras

Cargando el reproductor....

Una noche más de preliminares en el teatro de La Escuela de Arte Dramático de Málaga. Se levanta el telón para que comience la primera agrupación de la noche, Este mundo loco, comparsa infantil que un año más se sube a las tablas, para demostrar que nuestro carnaval sigue sembrando cantera y cada año las agrupaciones infantiles nos llegan más preparadas y ensayadas. Personaje muy carnavalero donde nos cuenta la bipolaridad de la vida, las dos caras “sonrisas y lágrimas”. Buen repertorio, que nos hace disfrutar a todos los presentes con un precioso mensaje en sus letras, y ser siempre optimista. Buena afinación y mejor interpretación. Durante el popurrí nos invita a vivir la vida como si fuera un sueño. Espectacular actuación que el público reconoce para despedirles con aplausos y puesto en pie.

Desde Málaga capital, la murga Emeterio, ¿esto donde para? .Segundo año de este grupo de amigos, que mejora considerablemente la edición anterior. Con disfraz de conductor de autobús, comienza la presentación, donde nos explican el personaje. Muy aplaudida. Pasodobles  con un estilo muy peculiar que conectan con el público, interactuando con éste, que poco a poco se los mete en el bolsillo: “Emeterio! Cuánto queda pa parar ahí en portada?/ 3 paradas/ Emeterio! Cuánto queda pa parar en la Alcazaba?/ 2 paradas/ Emeterio! ¿Y el alcalde? ¿cuándo llega su parada?/ Ese no para, ese no para, ese no para”. Los cuplés arrancan con la musiquilla de E cochecito leré consiguiendo así las risas del respetable. Ya en el popurrí, nos narra como es la vida de este personaje, desvelándonos las numerosas anécdotas que sufre al volante, entre multas, rotondas, paradas, pasajeros y un sinfín, que en algunos momentos arranca la carcajada del patio de butaca, que los despide al finiquitar la actuación con aplausos y en pie.

La tercera de la noche, y también de la capital, se presentan Imagina que…, comparsa mixta, con un tipo bastante risueño, no en vano pretende representar a la eterna juventud, volviendo a su niñez. Presentación muy fresca con muy buena percusión. Bien cantada. “Estas niñas petan”. Hermoso piropo a Málaga entre la pluma de sus pasodobles. Cuplés, al cartel, en el primero, y bromean con su personaje en el segundo. Buena conjunción de voces, el grupo está muy afinado y perfectamente interpretado. Destaca la púa en los  compases iniciales de cada pieza, que realza aún más la música. Buenísima actuación que hace llevarse la primera gran ovación de la noche.

Desde Almería aterriza la comparsa Pedro. Desde las puertas del cielo, con mucha imaginación y un punto vanguardista, se presentan con un juego de voces y mucha fuerza, donde poco a poco nos desvela su idea. Pasodobles a los pequeños Julen y Gabriel, los cuales ve jugar en el cielo (“Dos niños juegan y paran el mundo a su alrededor/ y a estos dos niños andaluces jugando contemplo/Gabriel el niño almeriense y Julen malagueño /juegan a la rueda rueda entre risas y voces /y el perdón eterno /que en su existencia fugaz como el viento/ lo malo y lo bueno supieron dejar /Estar tranquilos mis niños Chiquito/No temáis na/Que ni una montaña que ni una montaña ni una bruja os hagan dejar de jugar”),  en el primero, y letra política-social en el segundo. La nota de humor la expresan en sus dos cuplés, que dedican a la cocina y a los diferentes programas de televisión con dicha temática. Popurrí se hace largo, y eso nunca es bueno, pero se agradece el trabajo de estos comparsistas que finiquitan probablemente con la mejor cuarteta, al son de un bajo que enriquece su despedida y que el público valora con aplausos.

También desde Almería, concretamente de Gádor, le toca el turno a Esto no me cuadra. Con disfraz de centauro, juegan con el tipo, formando una escuela ecuestre. Vocalmente algo cortito, como se aprecia en la interpretación de sus pasodobles,  pero que  conforme avanza su actuación y llega la parte más cómica, van tomando las “riendas” con dos cuplés simpáticos y estribillo que acaba coreando el respetable. Popurrí con destellos. Aplausos.

El broche de la noche nos llega de la mano la comparsa local Los fabulosos, con letra de Felix Godoy Agua y música, al menos de pasodoble, de José Ramón De Castro ‘Ramoni’, el resto de repertorio colaboran varios autores. Fábula en la presentación de este grupo, que se defienden como payasos, bufón, cuya meta es la libertad, como nos narra en su presentación. Pasodobles de “taratachin” pero solo en el mejor  sentido crítico de su música, su pluma, es un dardo, a Málaga y político-social son los temas elegidos para el primer pase de esta comparsa, que se espera llegar lejos en este nuevo certamen: “…Mi ciudad no es una tumba, bajo un gran hotel/ Ni es la puta que acostumbran los de su burdel/ No es mesa y mantel, de ningún marqués, de ningún marqués/ Mi tierra es la sombra, de aquella Málaga roja/ De los cantes a escondidas, la del pan de cada día/ De niños con sangre, disparos y bomba camino de Almería/ Bella que están haciendo contigo/ Bella te están vendiendo al diablo/ Piensa que una ciudad es como un libro/ Los pies le dan sentido leyendo a cada paso/ Bella despierta que estas dormida/ Mira y observa a tu alrededor/ Tienes la venda en los ojos y el alma cosida/ Al engaño y al antojo de nuestra alcaldía/ Que tiene niña tus calles llenitas de gente/ Y yo te veo tan vacía”. Cuplés graciosos que finalizan con un estribillo al compás de tanguillos, el cual reza “si fabulosa es la copla, más fabulosa es tu boca”. Popurrí muy dinámico el cual su autor, desvela la idea. Muy buen grupo, con una afinación perfecta, y llena de recursos. Voces privilegiadas para defender un repertorio a la altura de la agrupación. El público le despide puesto en pie.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Wiltjer tumba sobre la bocina a un gran Manresa
chevron_right
El Carnaval de Málaga deja sus hermosas estampas de preliminares