Actualizado: 15:05 CET
Martes, 15/10/2019

Málaga

CSIF condena la agresión física y verbal a una enfermera en Málaga

Los hechos se produjeron en el Hospital Clínico Universitario, la segunda que se registra en este centro en las últimas semanas

  • hospital virgen de la victoria.

CSIF Sanidad Málaga ha criticado la agresión física y verbal sufrida por una enfermera del Hospital Clínico Universitario, la segunda que se registra en este centro en las últimas semanas, una violencia contra los trabajadores de la Sanidad malagueña que condena este sindicato, que además exige al SAS que actué con contundencia contra los agresores.

Según ha relatado la propia víctima a los delegados de CSIF, que la han asesorado sobre sus opciones legales, los hechos ocurrieron la madrugada del pasado lunes 14 de enero, en el área de Observación de Urgencias, ha explicado CSIF en una nota de prensa este viernes.

La presunta agresora es una paciente que durante el tiempo que llevaba ingresada había exhibido una gran agresividad, hasta el punto de que logró liberarse parcialmente de las sujeciones mecánicas que la inmovilizaban a la cama.

Se dirigió entonces hacia la enfermera, a quien agarró de un brazo y se lo retorció, provocándole una lesión por la que actualmente está de baja. La presunta agresora no se detuvo ahí, ya que, además, insultó y amenazó de gravedad a su víctima, llegando a decirle que "iba a ir a buscarla". Dos vigilantes de seguridad que acudieron para retener a la agresora fueron igualmente atacados por la paciente.

La dirección del hospital activó el protocolo establecido para las agresiones, algo que ha valorado CSIF, pero ha reclamado que haga un seguimiento exhaustivo de este caso debido a las graves amenazas que recibió la víctima y al hecho de que la paciente ha sido tratada en el centro en más ocasiones.

Esta es la segunda agresión que se produce en el Hospital Clínico en las últimas fechas, ya que la pasada Navidad dos enfermeras y dos auxiliares de enfermería que se encontraban trabajando en el turno de noche padecieron un acoso constante por parte del familiar del paciente, ha explicado el sindicato.


La rápida intervención de los vigilantes de seguridad y de dos agentes de policía evitó que le agresión no pasara de insultos y amenazas.

Por estos hechos, el sindicato, que reitera todo su apoyo a las trabajadoras agredidas, espera que la Administración actúe con contundencia en los tribunales para que este tipo de actos violentos no queden impunes.

Además, ha solicitado al SAS que tome medidas para evitar que esta situación vuelva a producirse, como la dotación de personal y medios en los centros sanitarios de la provincia para evitar colapsos de los servicios, que es un "caldo de cultivo" de las situaciones de tensión.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Los técnicos confían en rescatar a Julen antes del lunes
chevron_right
El Ayuntamiento llevará a aprobación actuaciones de la antigua cárcel