Actualizado: 17:37 CET
Domingo, 16/12/2018

Marbella

Joaquina busca un hogar para no dormir en la calle

De San Pedro Alcántara, tiene 70 años y un hijo de 26 en la misma situación. El grupo 'Marbella se queja' ha lanzado un llamamiento a la solidaridad

  • Joaquina durmiendo en dependencias policiales.
  • El grupo de Facebook ‘Marbella se queja’ ha lanzado un llamamiento para solucionar su problema
  • Gracias a un vecino de San Pedro, podrá pernoctar en el albergue África durante un mes

Marbella es considerada la ciudad del lujo. Pasear por Puerto Banús es hacerlo junto a coches de lujo y exclusivas firmas de moda. Sin ir más lejos, la ciudad malagueña se presentó la pasada semana en la World Travel Market (WTM), la feria de turismo de Londres, como destino dirigido al segmento del golf, uno de los más exclusivos. Sin embargo, ese lujo no se corresponde con la vida de algunos marbellíes de nacimiento, si no, que se lo digan a Joaquina.

Joaquina tiene 70 años, es natural de San Pedro Alcántara y pensionista. Lejos de poder disfrutar de los lujos de una persona que cuenta con todo el tiempo del mundo en sus manos, vive en la calle porque solo percibe 350 euros de pensión al mes, por lo que queda excluida de acceder a una vivienda pública.

Esta es la situación que ha denunciado este martes Diego Escalona, administrador del popular grupo de Facebook ‘Marbella Se Queja’.

“La Policía Local se puso en contacto conmigo a las seis de la mañana porque se encontraron a esta señora durmiendo en la calle y un agente se la llevó a dependencias policiales”, cuenta Escalona a Viva Málaga.

Lleva unos cuantos días durmiendo en la calle, concretamente en una parada de autobús porque teme sufrir robos o agresiones. Por consejo de este Policía Local ha estado durmiendo en una silla de plástico en dependencias policiales.

Además, Joaquina tiene un hijo de 26 años que se encuentra en la misma situación que ella. “Hacemos un llamamiento a la solidaridad porque no podemos permitir que esta familia esté separada y tirada en la calle”, explica Escalona.

El día a día de Joaquina comienza en Cruz Roja, donde recibe alimentos y la posibilidad de pasar la jornada bajo un techo. Sin embargo, a las siete de la tarde ha de abandonar las instalaciones.

Además, según Escalona, ya recibió ayuda de la delegación de Asuntos Sociales en 2013, sin embargo “fue expulsada por quejarse de su compañera de habitación que no la dejaba dormir”.

Ahora, gracias a la solidaridad de un vecino de San Pedro, Joaquina podrá dormir durante un mes en el albergue África. Mientras tanto, sigue buscando un verdadero hogar. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Segundo día en huelga de hambre en Málaga por su medicación
chevron_right
Premio al Reto en Cardiología, una mirada a la inteligencia artificial