Actualizado: 18:37 CET
Viernes, 06/12/2019

Málaga

Vecinos dicen que el centro de Málaga es ahora una mala taberna

El presidente de Málaga Centro Vecinos dice que hay un plan para expulsarlos

  • Carga y descarga indiscriminada.
  • Exige que se cumplan las normas sobre accesibilidad y que se respete el espacio que por diferentes normas corresponde a los peatones

 Que el centro de Málaga no es lo que fue hace menos de una década es una realdad que nadie niega, pero toda evidencia tiene un trastienda y en el caso de la zona más turística de la capital esto se nota, entre otros muchos aspectos, en la despoblación de vecinos que ha sufrido y que, como certificó en su día el OMAU  (Observatorio del Medo Ambiente Urbano de Málaga), provoca que en la actualidad queden unos   4.000 frente a los 30.000 que había no hace tanto.  

Para el presidente de la Asociación Málaga Centro Vecinos, Antonio César, todo arranca desde una estrategia puesta en marcha desde el Ayuntamiento para defender intereses económicos por encima de todo: “A veces pienso que somos como los irreductibles habitantes del Centro histórico de Málaga, al estilo de los irreductibles galos del cómic de Astérix y Obelix,  porque estamos condicionados por la planificación, ya que no es gentrificación (termino que se refiere al encarecimiento de una zona que impide a sus habituales habitantes seguir en ella),  sino que es un genocidio aunque sin cámaras de gas, para eliminar una población de una zona”. Algo que denuncia, no es de ahora, “viene de lejos, y está dando resultados”.

Para César, “Hay una planificación de la eliminación delos vecinos del Centro para conseguir este parque temático de la vulgaridad”, de manera que en la actualidad, el espacio histórico capitalino es “una taberna mala, porque no hay novedad, ni esa Málaga gastronómica que dicen, ya que solo se ve mucho bocadillo suelto y gente comiendo en el suelo”.

En definitiva, “estamos ante un turismo barato en un gran porcentaje,  más del 60%, y siempre incentivado por el Ayuntamiento de Málaga”. A César, como vecino de la zona que es desde hace 40 años, le “duele mucho” porque “se va perdiendo el patrimonio arquitectónico de la ciudad a pasos agigantados,  la historia arquitectónica del siglo XVIII y XIX que ronda por el entorno de calle Carretería o del Barrio de San Rafael”, y se ha perdido porque hay “una ‘fachadización’ de la ciudad,  pero vulgar, muy vulgar que ni en los decorados más malos se hace así”, algo que, una vez más insiste, “está fomentado por las autoridades”. Por eso, reclama que si existen unas normas sobre accesibilidad y que imponen un mínimo espacio que debe haber para el peatón, que vienen en algunos casos desde la Union Europe, se hagan respetar por la Policía.

Y es que se dan casos, señala César, donde hay calles por las que la presencia de veladores obliga al peatón a echarse a la calzada junto a los vehículos con el riesgo que ello entraña.   El repesentante vecinal recuerda al alcalde y al Equipo de Gobierno que no se hacen cumplir ni las propias normas aprobadas por el Consistorio, en aras del fomento de los locales y de los apartamentos turísticos, pero que en ambos casos, se puede regular. E insiste en que no todo vale para justificar las cifras de visitantes, ya que, tampoco se logra la pretendida justificación de que se crea empleo con el turismo “cuando Málaga es la séptima con más paro de España”.

César lamenta que los vecinos no puedan ni aparcar ni un segundo mientras en calles como Comedias haya todo el día un sinfín de camiones de carga y descarga que lo ocupan todo, sin dejar ni espacio para el que va a pie.


COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Recogida de firmas en Málaga contra los responsables de educación
chevron_right
CCOO denuncia represión sindical en el Museo Picasso de Málaga