La nueva burbuja

Publicado: 31/07/2018 ·
La temporal hostelería y la construcción vuelven a ser ese trampolín que nos hace ascender con ingrávido regocijo
El erudito  Juan López-Cohard me enseñó muchas lecciones de la cercana vida económica, de la del día a día, de la que nos pinta el escenario cotidiano de nuestras vida. Creaba empatía con una sonrisa que sedaba los más oscuros vaticinios. No hay burbuja inmobiliaria, me decía, son ciclos en los que su carga de profundidad  depende de la codicia de los buitres que solo entienden de los beneficios económicos, olvidando aquellos otros sociales que mantienen la estabilidad y la paz social.

Los datos de la encuesta de población activa de hoy alientan al festejo, en especial en esta tierra que es la más beneficiada por los nuevos contratos. La temporal hostelería y la construcción vuelven a ser ese trampolín que nos hace ascender con ingrávido regocijo hasta que la gravedad newtoniana nos sumerja otra vez en el líquido espeso de una nueva crisis. Y década tras década volvemos a oír el sortilegio de no haber aprendido a remediarlo. La pasada ha sido tan dura y ha dejado tantos girones en la piel de la clase obrera que es de esperar que se haya aprendido lo suficiente para ser consecuentes de que hay que aprovechar el momento para, como las hormiguitas, acopiar para los momentos difíciles que vuelvan a repetirse.No se trata de ser aguafiestas pero mala señal sería volver a ver hummers por las calles de los barrios, o segundas residencias al borde del mar o vacaciones en el mar de familias con varios miembros en paro. Es el momento de educar para los malos tiempos que volverán y  que difícilmente somos capaces de aceptar hoy cuando estamos recuperando la ola del disfrute.

Hagamos votos y recemos la oración de la Murga de los currelantes: que se acabe el paro y haiga trabajo, escuela gratis, medicina y hospital, pan y alegría nunca nos falten. Que vuelvan pronto los emigrantes, haiga cultura y prosperidad. Una plegaria escrita por Carlos Cano hace más de treinta años y que sigue con la misma vigencia de entonces. Es cuestión de ciclos, como recordaba López-Cohard.

Comentarios

© Copyright 2018 Andalucía Información