Actualizado: 15:43 CET
Miercoles, 17/10/2018

Torremolinos

Laura y Otto, una amistad para convertir la lectura con niños en magia

Laura Brinkmann y Otto forman parte del programa 'Perros y Letras R.E.A.D.', que ayuda a mejorar la comprensión lectora y autoestima en niños

  • Laura Brinkmann y Otto en la biblioteca del Centro Cultural.
  • La terapia con animales mejora la fluidez, el aumento de vocabulario, la autoestima y la integración en un grupo

Otto despierta la mirada de todos los que estudian durante la mañana del sábado en la biblioteca del Centro Cultural Picasso de Torremolinos. No es habitual recibir la visita de un animal en este espacio reservado para el estudio. Pero Otto tiene una misión especial. Acompañado por Laura Brinkmann, su dueña, ayudan a mejorar las habilidades lectoras en niños.

Laura y Otto forman parte del programa ‘Perros y Letras R.E.A.D’, de origen estadounidense, que comenzó su andadura en Málaga el pasado mes de abril. El objetivo de este proyectom nacido en 1999 va más allá de la mejora de la comprensión lectora. “Llevamos dos meses trabajando en el CEIP Los Llanos de Álora con seis niños. Además de la mejora en la fluidez y aumento de vocabulario, hemos visto que los ratitos de lectura con Otto mejoran la autoestima, sobre todo en niños que no cuentan con mucho apoyo en casa o que no se sienten integrados en clase. El trabajar con el perro hace que se sientan más animados y que se integren más en el grupo”, explica Laura.

A pesar de que la terapia con animales se practica en España desde hace unos años, actualmente es cuando se está haciendo más conocida, pero hay un largo camino que recorrer. De hecho, el evento celebrado en Torremolinos era el primer encuentro celebrado en Málaga en una biblioteca. “Estoy presentando el proyecto en colegios y bibliotecas, pero es un proceso largo. Es verdad que a todo el mundo le gusta la idea y el proyecto, pero hasta llegar a un acuerdo pasa mucho tiempo”, cuenta Brinkmann.

Para cumplir su misión especial, Otto ha recibido mucho entrenamiento. Los animales que se dedican a la labor de terapia han de pasar un test de temperamento y obediencia básica y un examen que acredita que tolera que le toquen, le den abrazos, que no le molestan los ruidos y que son muy equilibrados. Además, sus dueños han de tener cuidado con su higiene y han de volver a evaluarlos cada dos años.

A través de la lectura, los más pequeños crean un vínculo con los perros o tal vez es al contrario.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
El Infoca estabiliza el incendio en Sayalonga, en Málaga
chevron_right
Juzgan a un hombre por matar a tiros a otro por encargo