Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

Cassá, premio Atila por permitir la cesión de la playa de Arraijanal

A nivel provincial, Paulino Plata y Adolfo Moreno, también han sido reconocidos en la edición de 2018

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • JUAN CASSÁ. -
  • A ‘Heidelberg cement’, “por jugar con la salud de los malagueños"

Con motivo del Día del Medio Ambiente, Ecologistas en Acción Málaga Ciudad concede los Premios Atila con el objetivo de “distinguir y denunciar a aquellas personas, entidades o proyectos que más hayan destacado por su contribución a la destrucción y protección del medio ambiente”. Según explicaban este lunes desde la instución mediantes un comunicado, miles de personas se han dirigido a esta asociación proponiendo, numerosos candidatos para estos premios que se conceden desde 1992. Entre los cuales el Jurado ha elegido, a nivel de la capital como ‘Atila 2018’, a Juan Cassá Lombardía, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga por “además de permitir la cesión de los terrenos de la última playa virgen de Málaga (Arraijanal) a la Fundación Málaga CF, por tolerar las talas masivas, y la destrucción del patrimonio artístico de Málaga” y a Abdullah bin Nasser Al Thani, “por engañar a los malaguistas con el proyecto de Arraijanal, prometiendo que esas instalaciones  serán para todos los malagueños y azuzando a los aficionados del fútbol contra los ecologistas”. Por su parte, el ‘Premio Caballo de Atila 2018’, es para la empresa ‘Heidelberg cement’, “por jugar con la salud de los malagueños, manteniendo una incineradora cerca de un núcleo urbano (La Araña)”.  

También hay distinciomes a nivel provincial y en este sentido, el jurado determinó estas nominaciones a Paulino Plata, presidente de la Autoridad Portuaria “por su defensa del proyecto de la torre del Puerto” y al delegado de Medioambiente, Adolfo Moreno, “que ha hecho de Caballo plegándose a los intereses de la Autoridad Portuaria, agilizando que el trámite ambiental del proyecto opte por un procedimiento simplificado, con unos 4 o 6 meses de duración, frente al ordinario, que obligaría a extender el trámite del orden de 22 meses”.  Y es que los detractores (entre ellos Ecologistas en Acción) esgrimen que “el impacto visual será demoledor para Málaga, critican el uso privativo del dominio público en la parcela en cuestión y apuestan por entregarla al uso público a través de instalaciones tipo palacio de congresos u otros”.  El Jurado expresó su esperanza en que la concesión de estos premios llame a la reflexión a los premiados sobre el deterioro ambiental que sufre nuestro planeta Por último, Ecologistas en Acción Málaga Ciudad ve también necesario apoyar a aquellos colectivos y personas que protegen el medio ambiente u otras causas igual de necesarias. Por tal motivo acuerda conceder los Premios Azote de Atila 2018 a instituciones como la  Asociación Ciriana, “por preservar la naturaleza desde el barrio de C

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN