El tiempo en: Andalucía
11/04/2021

Málaga

Nueva derrota del Málaga en La Rosaleda ante el Espanyol (0-1)

El equipo que dirige Míchel González ha caído ante el conjunto de Quique Sánchez Flores en la decimoctava jornada de liga en casa

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Málaga-Espanyol
  • El Málaga, colista con 11 puntos, se queda a cinco del Deportivo que marca la permanencia
  • Subió al marcador el tanto de Darder, en el minuto 5, para dar al Espanyol su primer triunfo a domicilio
  • El jugador malaguista Diego González acabó el encuentro hundido y llorando sobre el césped

 El Málaga volvió a perder en casa ante el Espanyol por la mínima y sigue a cinco puntos de la permanencia liguera. Se iniciaba el duelo de necesitados con un cierto aire de ansiedad y precipitación por parte de ambos equipos. Parecía que el Espanyol estaba más enchufado, y así lo demostró a los cinco minutos, cuando se puso por delante en el marcador.

Un centro de Javi López desde la derecha cabeceó Sergio García al centro del área donde fue aprovechado por Darder, que llegaba desde atrás, y con un certero control, disparó con la derecha al fondo de la red, rozando el palo, sin que Roberto pudiera hacer nada por evitarlo (0-1, minuto 5).

La intensidad no decayó en el conjunto visitante a pesar del gol y siguieron presionando en campo blanquiazul. Al Málaga le costaba construir las jugadas pero empezó a generar peligro. La primera oportunidad, a los 10 minutos de partido, la tuvo el Chory Castro. Buena jugada de Keko por la banda derecha que finalizó el uruguayo con un remate que atrapó Víctor Sánchez.

Tres minutos más tarde, otra situación de peligro construida por el conjunto local, que volvió a llegar desde las botas de Keko, dándole un pase a Peñaranda que intentó chutar ante Pau López, pero sin suerte. De nuevo los jugadores de Míchel tenían que afrontar un partido cuesta arriba y con el marcador en contra. Lo intentaba Rosales de rosca al filo del área, en el 24’, pero el esférico salió fuera.

La Rosaleda vivía los minutos más blanquiazules, el Málaga mordía. Peñaranda, en el 33, envió de un derechazo el balón fuera del marco que protegía el cancerbero visitante. Se intensificaron las entradas en el césped, algunas amarillas salpicaron a ambos conjuntos.

El equipo de Martiricos levantó a la afición, mermada por la lluvia, en una jugada donde la pelota fue doblemente rechazada por la zaga españolista a córner, finalizando en un cabezazo de Luis Hernández. Las constantes paradas favorecían al Espanyol e impedía coger ritmo al Málaga por lo que, al descanso, se fue con ventaja el equipo de Quique Sánchez Flores.

En la segunda parte el conjunto malagueño quiso mantener el balón y fue Peñaranda, en el 54, quien tras irse de tres jugadores del Espanyol, con caño incluido, disparó muy flojo a las manos del portero. Llegó el doble cambió local, en el 58, tras la oportunidad de cabeza fallida del Chory que se fue al banquillo por Javi Ontiveros; y Peñaranda por Borja Bastón.

Los minutos más eléctricos del Málaga los diluyó un Espanyol consistente y compacto que se atrincheró en defensa. La posesión se equilibraba entre ambos conjuntos y Roberto salvó a su equipo con una buena parada a un duro disparo de Gerard.

También Rosales impidió la puntilla catalana en un claro contraataque del Espanyol que desvió in extremis. La afición empezó a pitar descontenta ante la impotencia del equipo de Míchel. Lo intentó el conjunto malaguista en la recta final pero no definía las llegadas o centros al área visitante.

Una nueva derrota que dejó el ambiente más gélido en La Rosaleda y lágrimas en los ojos de Diego González.

COMENTARIOS