Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

El presupuesto de la UMA para 2017 asciende a casi 250 millones

El Consejo de Gobierno ha dado luz verde al proyecto económico, que debe ser aprobado definitivamente por el Consejo Social

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • COnsejo de gobierno -
  • El Consejo de Gobierno ha dado luz verde al proyecto económico, que debe ser aprobado definitivamente por el Consejo Social

El presupuesto de la Universidad de Málaga (UMA) para el próximo año ascenderá a un total de 249.989.300 euros, prácticamente la misma cantidad de la que ha dispuesto la institución académica este año, con un ligero incremento del 1,5 por ciento.

El Consejo de Gobierno, en sesión ordinaria, ha dado luz verde este martes al proyecto de presupuesto, en una reunión en la que, entre otros puntos, también se ha aprobado el reglamento de empresas de base tecnológica y el nuevo manual de identidad corporativa.

La aprobación definitiva de las cuentas de la Universidad debe ser ratificada por el Consejo Social, que ha convocado sesión plenaria para el próximo 23 de diciembre, según ha informado la UMA a través de un comunicado.

La ligera subida que experimenta el presupuesto de 2017 se explica por la cercanía en fechas de la aprobación del último ejercicio, a finales de abril de este año, debido al proceso electoral. En esa ocasión creció un diez por ciento con respecto al de 2015, año en el que la Universidad de Málaga contó con algo más de 226 millones de euros.

Del proyecto de presupuesto han destacado la partida que se dedica al capítulo de personal, con un total de 154 millones, lo que supone el 60 por ciento del total de gastos.

De igual modo, este martes ha salido también adelante las 'Normas de Régimen Económico-Financiero de la Universidad de Málaga', que fijan la manera en que se lleva a cabo la ejecución presupuestaria a lo largo del ejercicio económico.

El desarrollo del documento "sigue fiel" al anterior, en el que, entre otros asuntos, se estableció una estructura que sigue las recomendaciones de la guía básica de la Conferencia de Consejos Sociales, se simplifica la estructura orgánica para conseguir una relación de unidades de gastos atendiendo al verdadero criterio para su determinación, se ofrece transparencia y se diferencian como 'Unidades de Gastos' dentro de su propia Sección orgánica a los Institutos Universitarios y los centros de investigación.

Esta medida ofrecerá mayor autonomía económica y proporcionará más visibilidad a auténticos centros de gasto de la Universidad de Málaga, cuya labor resulta fundamental a nivel estratégico para la institución.

EMPRESAS TECNOLÓGICAS

Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha respaldado el reglamento de empresas de base tecnológica, que supone un reconocimiento explícito de la Universidad a la participación de su personal en un proyecto de este tipo. El documento reconoce dos modalidades a la hora de pertenecer a una empresa de base tecnológica: la primera, con participación de la UMA y, la segunda, con el reconocimiento de la institución académica.

Este reglamento también establece que los miembros de la UMA, ya sean docentes, investigadores, trabajadores, alumnos o egresados, pueden participar en el accionariado de la empresa de base tecnológica en un porcentaje superior al diez por ciento, siempre que la actividad no entre en concurrencia con la de la propia Universidad. Asimismo, el documento flexibiliza la posibilidad de que la UMA entre o salga de la empresa en función de sus intereses.

La flexibilización del régimen de participación de los investigadores en las citadas empresas también es un punto fuerte de este reglamento, ya que les permite pedir excedencias para ello o suscribirse a contratos de tiempo parcial.
IDENTIDAD

Otro punto del orden del día del Consejo de Gobierno ha sido la aprobación del nuevo manual de identidad corporativa, que recupera la paloma de Picasso como elemento único de identidad visual en sus diferentes usos y ámbitos de aplicación.

A partir de ahora, la marca oficial de la UMA será 'Universidad de Málaga', compuesta por el escudo de la Universidad y el logotipo 'Universidad de Málaga'. Como elemento secundario de identidad se añade la gráfica 'uma.es'. Ambos podrán ser utilizados conjuntamente en soportes digitales.

También se han establecido gestiones con la familia Picasso para determinar los derechos de propiedad intelectual en los casos en que el símbolo de la paloma se implante fuera de los documentos oficiales.

En el capítulo de plazas de Personal de Administración y Servicios, han salido adelante ocho de personal laboral y nueve de funcionarios. También se ha acordado la dotación de cinco plazas de profesor asociado, dos de sustituto interino, tres de contratado doctor y una de catedrático.

Por último, el Consejo ha aprobado el Plan de actividades de la Inspección de Servicios, y ha acordado respaldar una declaración institucional sobre el nuevo sistema de acreditación a los cuerpos docentes universitarios, en el que la UMA se muestra crítica con los baremos que establece la Aneca para la citada acreditación.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN