Actualizado: 23:13 CET
Sábado, 19/09/2020

Málaga

Cassá (C's): "Sé el frío que hace fuera de las sedes de los partidos"

Su ardilla se ha hecho casi tan famosa como el líder de C's que con un poco de humor y una buena dosis de política pegada al suelo gana terreno en Málaga.

Cargando el reproductor....

La ardilla de Cassá se ha hecho, a estas alturas, casi tan famosa como el líder de Ciudadanos que con un poco de humor y una buena dosis de política pegada al suelo gana terreno y popularidad en Málaga. Asturiano enamorado de esta tierra, fue la llave para que De la Torre revalidara la alcaldía, aunque en ocasiones son el mayor azote del Partido Popular. Este padre de familia numerosa, férreo defensor del autónomo que lleva dentro, gana en las distancias cortas y se siente cada vez más como pez en el agua en la Casona del Parque.

Para bien o para mal, Ciudadanos tiene en esta legislatura un importante peso, son ‘la llave’ de muchas decisiones, ¿cómo se lleva eso?
–Tengo suerte de militar en un partido sin mochilas, me permiten llegar a acuerdos con todos. Es un honor asumir esa responsabilidad, estamos poniendo nuestro granito de arena para mejorar Málaga, apoyando las buenas propuestas del PP, hay muchas cosas que se han hecho bien, pero también somos muy exigentes y fiscalizadores. No nos casamos con nadie. Me importa más la ciudad que las siglas.

Muchos grandes proyectos y problemas de Málaga siguen ahí, encima de la mesa...
–Vienen de tiempos históricos. A veces piensan que por culpa nuestra no se desbloquean... pero De la Torre ha gobernado antes con mayoría teniendo enquistado temas como el Astoria, el metro o los terrenos de Repsol. Tratamos de dar soluciones o proyectos intermedios para poner de acuerdo a dos partes muy polarizadas. Es el papel que nos ha tocado jugar.

Limasa está siendo su gran caballo de batalla, apostando por la privatización, ¿una decisión que no tiene vuelta atrás?
–Los ciudadanos nos han votado para decir alto y claro que tenemos un servicio de limpieza muy malo, es la gran mancha de la gestión del alcalde. La aritmética es la aritmética, aquí De la Torre puede aliarse con la izquierda o apoyarnos con la externalización. En Limasa hay muchos mitos, la privatización no tiene por qué ser más cara. Ciudades como Zaragoza, más grande que ésta, tienen un servicio privado y más barato. Apenas sería un 3% más caro y propiciará la competencia o descontar de la factura cuando no se haga bien el trabajo. Ahora tenemos lo peor de cada modelo.

De cara a los presupuestos, ¿cuáles van a ser vuestras líneas rojas para apoyarlos?
–Me gusta más decir ‘líneas verdes’. Queremos invertir 5 millones para que el Plan Especial del Monte Gibralfaro sea una realidad, empezar con la peatonalización de la Alameda, impulsar la Plaza Patrocinio para crear una centralidad cultural, impulsar el sacrificio cero de animales en esta legislatura y una batería  de medidas que van en la línea de dar continuidad a lo que hemos conseguido este año y el 80% de las mociones que hemos llevado a pleno. Espero que esté para el 15 de enero.

Han apostado por una política de pequeñas medidas para cambiar la vida de los vecinos, ¿cómo cree que está calando?
–La ciudadanía está cansada de las grandes promesas o inversiones. Yo no gobierno, no puedo prometer cosas que no puedo cumplir y el presupuesto es limitado. Por eso me gustan las microactuaciones que al final cambian la vida de las personas. Muchos políticos van al distrito y prometen humo, cosas que pueden hacerse pero en diez años, y eso  ha cansado a la gente. Nuestra obsesión es cumplir lo que prometemos. No soy de mentir para conseguir votos.

¿De qué medidas con ‘sello naranja’ se siente más orgulloso?
–La eliminación de las plusvalías por herencia paterno-filial. O el bono anual de la EMT, el más barato de España, y que ahora vamos a conseguir el primer niño hasta 12 años, gratis. También del plan para Gibralfaro o cosas de menos cuantía como el programa ‘Málaga Byte’ para impartir programación y robótica o el impulso de la red de economatos sociales que ayuda a las familias medias que pasan apuros.

¿Espinitas clavadas?
–El saneamiento de las aguas y solucionar los problemas en el distrito este y Carretera de Cádiz cuando vienen las inundaciones. También cambiar el modelo productivo de Málaga, el turismo está muy bien, pero la ciudad tiene que estar preparada. Hay que ir hacia la innovación, la tecnología, generar más empresas, atraer inversiones. Privadas, porque las instituciones no están para dar trabajo. Otra asignatura pendiente es tener universidades privadas para atraer talento y que se salgan del corsé de las profesiones tradicionales.

Ineludible preguntarle por la confirmación de que el alcalde, Francisco de la Torre, dejará el cargo en 2019. ¿Se complicaría repetir acuerdo con el PP?
–Francisco de la Torre ha sido un buen alcalde de Málaga, con sus errores y aciertos, nadie es infalible. Me fío mucho más de él, que del PP. Vamos a exigir que el acuerdo de investidura que se cumpla hasta el final.

¿Se ve Juan Cassá de alcalde de la ciudad?
–Si, quiero ser alcalde de Málaga, mi equipo y yo estamos preparados para gobernar. Lo primero que tendrían que hacer es votarme mis compañeros en primarias y los malagueños me tienen que querer. Si no, no pasa nada, tengo vida más allá de la política. Hace año y medio era autónomo. Soy muy crítico con los políticos que no tienen otra profesión. Tienes que haber trabajado de otra cosa. Sé lo que se sufre fuera de la política, estar endeudado, me he arruinado dos veces y me he levantado. Creo que soy más realista al tomar decisiones. Sé el frío que hace fuera de las sedes de partidos.

¿Y cuál sería la primera medida que adoptarían?
–Desbloquear los proyectos importantes como los terrenos Repsol, Astoria o impulsar la reforma del paseo de Pedregalejo y más políticas sociales. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El marroquí En Nesyri y Aarón, novedades en la convocatoria del Málaga
chevron_right
Una navidad en Málaga con juegos y juguetes no sexistas