Actualizado: 18:53 CET
Domingo, 22/09/2019

Málaga

La noria que espiaba a vecinos del puerto será desmontada en un mes

El Consistorio resuelve no prorrogar la licencia de este artefacto en su actual enclave. Los vecinos afectados aplauden la decisión tras un año de desasosiego.

  • Panorámica de la noria
  • La empresa Mederyt procederá a su retirada próximamente

La gigantesca noria de Mederyt Show Services, instalada en el puerto de Málaga, tiene los días contados. Concretamente, menos de un mes es el tiempo que resta para que esta empresa desmonte en su totalidad un artefacto que ha sido durante este último año la peor pesadilla para los vecinos del edificio situado justo enfrente de la avenida Manuel Agustín Heredia, a apenas 50 metros de distancia de las colosales cabinas. 

Con fecha de 10 de junio de este año, el departamento de licencias y protección urbanística (servicio jurídico-administrativo de licencias) de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga emitió una resolución desfavorable para garantizar la continuidad de este macromirador en su actual emplazamiento.

Así las cosas, Urbanismo estableció “improrrogable” el plazo de concesión para este macromirador, tras expirar el vigente, autorizado por un periodo de cuatro meses, desde el pasado 22 de abril de 2016 hasta el día 22 del próximo mes de agosto.

“Se advierte al interesado de que una vez transcurrido dicho plazo sin haber desmontado la instalación amparada en la licencia, esta Administración declarará la caducidad de la misma previa audiencia del interesado, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 173.3 de la Ley 7/2002 de Ordenación Urbanística y ordenará su desmontaje inmediato”, reza la resolución municipal.

La noria, por tanto, abandonará en unos días el puerto malagueño, una ubicación que generó una gran polémica en los residentes de la zona y que ahora aplauden la decisión municipal tras un año de gran “preocupación y desasosiego” al sentirse espiados e intranquilos y definir su situación como un auténtico “calvario”.

“Tras la razonable polémica surgida por su instalación nos congratulamos de que se dé fin a este penoso periodo que tantas molestias y daños nos ha provocado, aunque seguimos sin entender cómo fue posible una elección tan poco acertada. El tiempo y los malagueños con su escasa afluencia nos han dado la razón y con ella podemos deducir que un complejo mecánico de esta envergadura es de muy difícil ubicación en el centro de Málaga”, afirman los vecinos afectados.


Igualmente, quieren agradecer a la concejalía de Urbanismo y a los diferentes grupos políticos de la corporación municipal “su interés por la resolución del problema surgido de la actividad de la noria-mirador y la unanimidad mostrada para priorizar los derechos de los ciudadanos”, expresan los residentes perjudicados por esta instalación.

En unos días, los residentes que viven en los edificios frente a la estación de autobuses podrán ya dormir tranquilos y abrir con normalidad sus balcones y ventanas para poder contemplar el puerto sin obstáculos ni sobresaltos.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Rincón Fertilidad en la Copa de Andalucía
chevron_right
"Hemos cambiado más cosas en un año que el PP en toda una legislatura"