Actualizado: 18:09 CET
Miercoles, 23/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

El jazz agresivo de Melody Gardot llega al festival Terral

La cantante norteamericana ofrece este domingo el penúltimo concierto del festival malagueño, en el Teatro Cervantes

  • La cantante

Melody Gardot, estrella del último y más mestizo jazz y una de las artistas de más prestigio de la música contemporánea, trae a la plaza de toros de La Malagueta, en la capital, su directo con sonidos del rhythm and blus primigenio, el sonido Motown, jazz agresivo, swing y funk en las últimas jornadas del festival Terral.

La cantante y compositora de Nueva Jersey es una artista célebre por sus rotundos conciertos, según han indicado desde el Teatro Cervantes. Melody Gardot actuará este domingo a las 22.00 horas (apertura de puertas a las 20.00 horas, precio de las entradas de 35 y 40 euros).

El de Melody Gardot será el penúltimo concierto de Terral, que finalizará el próximo martes (22.00 horas, entrada libre) con la actuación de la Ibrahim Diakité Band, liderada por un cantante africano y tañedor de n'goni (arpa africana), que mezclará la sonoridad acústica de la música tradicional maliense con la electricidad del rock y del jazz. Será en la balsa de decantación del barrio malagueño de Teatinos.

Melody Gardot se presentará apoyada por una banda formada por Mitchell Long a la guitarra, Sam Minaie al bajo, Devin Greenwood en los teclados, Irwin Hall Jr. al saxofón y Charles Staab a la batería, según han precisado, en un comunicado. Con ellos ha realizado una gira este verano que ha recorrido Valencia, Madrid y San Javier (Murcia).

El disco que sirve de base a su regreso a España, 'Currency of man', es una colección de composiciones propias con puro aroma rhythm and blues. Gardot se mueve entre los pantanos profundos del blues y el 'groove' sólido en temas como 'Don't misunderstand', 'Same to you' o 'It gonna come', tema que abre el álbum y en el que habla de las personas que vivían en su calle.

La carrera musical de la artista, nacida en Nueva Jersey en 1985 y crecida en Filadelfia, es cuanto menos peculiar, según han destacado. Animada por su neurólogo, dejó a un lado la pintura y el diseño y escogió la música como terapia para recuperarse de un atropello que sufrió.

Tras el EP 'Some lessons', grabó cuatro álbumes bien distintos: el intimista 'Worrisome heart' (2008); 'My one and only thrill' (2009); 'The absence' (2012), lleno de trazas de música portuguesa, y 'Currency of man' (2015), producido, al igual que su segundo trabajo, por Larry Klein.

"No soy realmente cantante, sino poeta. Me gusta reflexionar sobre lo que sucede, estar en contacto con los demás y contar mis impresiones", ha declarado la artista, que ha manifestado que "no pienso que las letras deban ser huecas".

Tenía 19 años cuando fue atropellada por un todoterreno mientras paseaba en bicicleta por Filadelfia. Tardó meses en volver a hablar y bastante tiempo en poder caminar, y ahora siempre lleva gafas por una hipersensibilidad a la luz que le ha quedado como secuela.

Su sensibilidad también es social, han indicado. En 'Currency of man' clama contra la intolerancia y el racismo, y no deja de preguntarse por qué teniendo más posibilidades de empatizar con los demás lo que hacemos es enfrentarnos entre nosotros, han destacado.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Muere un hombre al ser atropellado por un turismo en Riogordo
chevron_right
Se abre la guerra política por la gestión de los Dólmenes de Antequera