Actualizado: 20:45 CET
Miercoles, 11/12/2019

Málaga

Impagos y retrasos, “el pan de cada día” de los cocineros del albergue municipal de Málaga

Málaga para la Gente reclama la rescisión del contrato por incumplimientos que han mermado el servicio en manos privadas. Los cinco empleados, que realizan hasta 140 menús cada día, llevan sin cobrar desde febrero.

Cargando el reproductor....

Cobraron su última nómina el pasado mes de febrero y temen que la historia se repita nuevamente. Los cinco empleados de cocina del albergue municipal denuncian que la empresa privada que gestiona el servicio incumple de forma reiterada los pagos, adeudándoles de forma reiterada sus nóminas. Algunos llevan hasta 15 años de antigüedad encadenando contratos privados, como Pepi Marín, que se queja de que teme “para pagar su hipoteca”.

No han sufrido excesivos recortes pero cobran ahora “lo mismo que hace diez años cuando el servicio era municipal”. Málaga para la Gente reclamará en el próximo pleno que se adopten medidas urgentes, que pasen por el rescate de la concesión que presta esta multinacional, Global Food, que según apuntó ayer la edil Remedios Ramos, tiene “un largo historial de incumplimientos” en otros zonas de Andalucía, con casos en la Universidad de Málaga o Sevilla.


La coalición de izquierdas denunció que el del Centro de Acogida Municipal “es una muestra más de los estragos de la política privatizadora del Partido Popular que solo deteriora servicios, hace desaparecer algunos y reduce las arcas municipales”. Una moción en la que también pondrán de manifiesto que pese a contar con una empresa para la limpieza de edificios municipales, Limposan, el Ayuntamiento contrata de forma externa este servicio para el albergue.

A diario, este centro municipal de acogida elabora una media de 140 menús para las personas sin hogar, una cifra que aumenta hasta los 200 menús los domingos cuando abren sus puertas a todos.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Arranca este verano la rehabilitación del Convento de San Andrés donde Torrijos pasó su última noche
chevron_right
Un fondo de gestión francés se hace con la mayoría privada del Metro de Málaga