Actualizado: 20:50 CET
Miercoles, 12/12/2018

Málaga

El Rectorado protagoniza la revolución cultural que planea Tecla Lumbreras en la UMA

Tecla Lumbreras ha cogido con fuerza el timón del Vicerrectorado de Cultura y Deporte de la Universidad de Málaga. La docente quiere "romper las fronteras entre la universidad y la sociedad". El edificio del Rectorado lidera esta revolución cultural que promoverá la nueva vicerrectora

Es lo que ha hecho toda su vida y lo que “realmente le apasiona”. Histórica de la gestión cultural en Málaga, especialmente en aquellos años del resurgimiento de otras voces y formas de entender las manifestaciones culturales tras décadas de cerrazón franquista, Tecla Lumbreras acaba de estrenarse en el vicerrectorado de Cultura y Deporte de la Universidad de Málaga (UMA), adonde llega cargada de ideas y con la intención de “romper las fronteras entre la universidad y la sociedad”.

“Es una asignatura pendiente desde que estudiaba la carrera”, indica la nueva vicerrectora, quien considera que el edificio del Rectorado, en pleno corazón de la capital, “debe jugar un papel fundamental” en esta revolución de las artes.

En esa búsqueda de una “identidad” cultural para la UMA, Lumbreras quiere mostrar la “parte más creativa e innovadora de la comunidad universitaria”; que muestre “todo su potencial cultural”.

Este histórico inmueble va a protagonizar la mayor parte de estos cambios que preconiza Lumbreras para los próximos cuatro años. Para empezar, la vicerrectora planea multiplicar la utilidad del salón de actos y convertirlo, además, en un “punto de encuentro con la música y la escena”, mediante la organización de conciertos y representaciones teatrales. “Es un espacio infrautilizado, dedicado sólo para conferencias, seminarios, charlas o presentaciones de libros. Quiero que sea un lugar de referencia musical y teatral”, explica. 

Y siguen las novedades: la sala de exposiciones del Rectorado será el escenario de propuestas artísticas “más modernas y subversivas” -anuncia Lumbreras- y tiene la intención de que la Sala de la Muralla sea un espacio que “explique el pasado, el presente y el futuro de este edificio neomudéjar”. Además de la creación en el Rectorado de una especie de ‘chill-out’, donde los jóvenes se encuentren con la lectura a través de los fondos bibliográficos de la UMA, que se instalarán en una pequeña biblioteca, Lumbreras estudia abrir al público la terraza de este inmueble, y programar actividades culturales.

“No queremos competir con la actividad cultural de la ciudad; no se trata de hacer lo mismo que hacen otros, porque no tenemos los presupuestos. Queremos buscar un hueco a través de la formación”, argumenta.

Otra de sus líneas de actuación pasa, por tanto, por preparar una programación formativa y creativa de artes visuales, cine, música y teatro, que después se difundirá al público.
Estas modificaciones también tendrán su eco en el campus de Teatinos. Por lo pronto, la profesora de Ciencias de la Comunicación va a “recuperar” el centro cultural Espaciu inaugurado en el año 2006, actual sede del vicerrectorado. “Tengo mucho interés en seducir a los jóvenes, especialmente a los universitarios. Entre mis retos está recuperar Espaciu, antiguo contenedor cultural en el que se puede programar todo tipo de actividades e iniciativas”, comenta.

En este empeño de Lumbreras en divulgar la cultura, indudablemente los presupuestos son fundamentales, aunque opina: “Muchas veces más que una cuestión de dinero, depende del trabajo y la imaginación”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Los trabajadores rechazan la última oferta del alcalde de Málaga para evitar la huelga de limpieza
chevron_right
La Asociación de Investigadores de los Archivos de Málaga: guardianes de la historia de nuestra tierra