Actualizado: 21:49 CET
Viernes, 22/06/2018

Málaga

La paz 'artística' de Ernst Barlach

Su arte fue confiscado y destruido por el nazismo. Hoy, cien años después de la creación del irreverente y monumental 'Ángel flotante' -recientemente expuesto en el British Museum de Londres-, es icono mundial del pacifismo. El Museo Jorge Rando expone este canto al humanismo y al progreso

 El Museo Jorge Rando acoge por primera vez en España una muestra monográfica sobre uno de los artistas más transcendentales del siglo XX y figura clave del Expresionismo, Ernst Barlach (1870-1938).
La esperanza de conseguir un mundo mejor cimentó el pensamiento, la razón y, en definitiva, el corpus creativo del autor alemán. Hasta el 26 de marzo de 2016 podrá contemplarse los ejemplos mas representativos de la revolución estética capitaneada por Barlach, protagonizada por más de 140 piezas, entre escultura, dibujo y obra gráfica. 
La academicista Recolectora de coles (1894) da la bienvenida a este recorrido visual por la obra del artista alemán. El historiador del arte Pablo Serrato comentó que esta escultura en bronce “no refleja el contenido social, ético y espiritual” de las composiciones de Barlach; ofrece una “visión idílica del campesinado”, muy antagónica a su producción artística general que representa un canto al humanismo y al progreso.
Serrato argumentó que un viaje en 1906 a Rusia, donde se impregnó de la “cultura popular”, del pueblo y el campesinado ruso y convirtiéndose en su “principal fuente de inspiración”. De esta época, destaca una serie de porcelanas “más conectadas al realismo social, con miradas relajadas, naturales, con los ojos puestos en el cielo”.
A partir de este viaje previo a la Revolución Bolchevique, Barlach centra su atención en los campesinos, los mendigos, los vagabundos y las personas sencillas “escépticas e introspectivas” y el expresionismo por antonomasia. Se trata de composiciones “imposibles, con los miembros desproporcionados, el abatimiento absoluto”, detalló el experto.  “El movimiento expresionista quería cambiar esa visión renacentista del arte y ven en el gótico un referente”, reflexionó Serrato.
Con esta apreciación destaca la monumental escultura en bronce El gran mendigo, que refleja una mirada franciscana de que Dios está entre los pobres, no en los ricos. Así, la pieza escultórica “formalmente tiende hacia arriba o abajo, estableciendo un juego entre lo terrenal y lo divino, entre Dios y el hombre”. Ernst Barlach y su Figura de un Futuro Mejor también recoge su maestría con el dibujo y el grabado, especialmente la talla en madera o xilografía. Son composiciones que destacan los contrastes blancos y negros y muestran la transformación de Dios y la creación del mundo.
Esta “espiritualidad extrema” preconizada por Barlach revolucionó el panorama escultórico contemporáneo y la técnica de esta especialidad. Desarrolló el plano estético, simplificó las formas y las redujo a lo esencial. Esta muestra está organizada por la Ernst Barlach Gesellschaft, compuesta por las colecciones de los museos de Wedel, Ratzeburg y Hamburgo y comisariada por Heike Stockhaus.

COMENTARIOS

Andaluca Informacin