Actualizado: 14:24 CET
Viernes, 13/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

La iglesia del Santo Cristo de la Salud reabre y ofrece visitas guiadas para mostrar su restauración

Los trabajos permiten la recuperación figurativa e iconográfica del espacio, que presentaban "una gran contaminación"

Cargando el reproductor....

La iglesia del Santo Cristo de la Salud de Málaga capital, ubicada en la céntrica calle Compañía, reabre sus puertas, tras cinco años de restauración, con un amplio programa de actividades, que incluye visitas guiadas, una exposición urbana y unas jornadas científicas. Todo ello para dar a conocer el resultado de los trabajos de recuperación en este templo, que es Bien de Interés Cultural (BIC), único inmueble en la tipología jesuítica que acoge un singular y extenso programa iconográfico.

   "Es una joya", ha subrayado el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Luciano Alonso, quien ha visitado este viernes la iglesia, junto con el director de la Fundación Montemadrid; José Guirao; el director del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), Román Fernández-Baca, y el director del Departamento de Patrimonio del Obispado, Francisco Aranda.

   Durante la visita, Alonso ha vuelto a defender la premisa de que "el patrimonio no es un legado de nuestros padres sino un préstamo a nuestros hijos, y por tanto tenemos el compromiso, la obligación y la responsabilidad de trasferirlo a las futuras generaciones como mínimo en mejor estado de lo que lo hemos recibido".

   Por su parte, el director del IAPH ha explicado que "es un tipo de iglesia excepcional en toda España, el programa iconográfico y las pinturas son un ejemplo del manierismo en Andalucía fundamental para la historia del arte en el país".

   La rehabilitación, con un coste global de 2.269.356 euros, ha contado con la colaboración del Obispado de Málaga, la Fundación Montemadrid, que ha aportado 1.453.356 del presupuesto, y la Junta de Andalucía, a través del IAPH --que ha gestionado la intervención--, que ha financiado el resto. El plan de comunicación y difusión del proyecto, ha contado con 229.356 euros, financiado por la Fundación.

   Los trabajos, iniciados en 2009, han tenido como finalidad su conservación integral, puesta en valor y difusión, tanto del bien inmueble como del conjunto completo de bienes muebles asociados: pinturas murales, cinco retablos y 22 esculturas. La recepción de la obra por parte del Obispado de la Diócesis de Málaga está prevista para finales de febrero.


   El proyecto se ha enfocado como una experiencia en la que tratar de conciliar la conservación del patrimonio con las prestaciones de funcionalidad, seguridad y habitabilidad que requieren los usuarios. Gracias a la intervención se ha procurado no sólo conservación del conjunto, sino la componente perceptiva y simbólica de un espacio distorsionado por el paso del tiempo.

   Al empleo de innovadoras técnicas de examen no destructivo para la caracterización de materiales, se ha sumado la aplicación de los últimos sistemas y técnicas de representación para la definición gráfica y en apoyo de la difusión, con escáner láser, modelos tridimensionales, ortofotografías e imágenes panorámicas 360 grados de alta resolución.

   La obra ha permitido realizar una recuperación figurativa e iconográfica del espacio, que "tenía una gran contaminación". "Ha habido que ir a las fuentes documentales y a la historiografía para recomponer la iglesia en su conjunto, estudiar todos los bienes que estaban aquí depositados y ordenarlos desde su origen en los distintos estratos", ha explicado el director del IAPH.

   Del mismo modo, se ha prescindido de aquellos elementos que no pertenecían culturalmente al templo. A este respecto, Fernández-Baca ha señalado que el patrimonio es algo "vivo, no congelado". "Muchas veces se tiende a pensar que el patrimonio no se debe de tocar", ha explicado, agregando que "hay que conservar aquello que tenga valor" e incorporar "elementos de la nueva cultura, siempre respetuosa y armoniosa con el pasado".

   Además de la intervención en la fachada y portadas del edificio, hay que destacar la mejora de las condiciones de impermeabilización y ventilación del interior de la bóveda encamonada, actuando en la cámara, la galería perimetral del tambor de la cúpula, así como en el conjunto de vidrieras. Se cuenta también con un nuevo sistema de iluminación monumental.

   También se han sustituido las vidrieras, deterioradas y de poca calidad, que restaban luz al edificio, y en su lugar se han instalado láminas de mármol de Macael que dejan pasar la luz. Del mismo modo, se ha cambiado el suelo, "que desmerecía un espacio de la calidez y la luz natural", y se ha optado por una solería que se adecuara a los tonos dorados.

   Se ha conseguido frenar el deterioro de las pinturas murales del interior de la cúpula, consideradas el bien más destacado del programa iconográfico del templo, y se han descubierto nuevas pinturas murales mediante la realización de un programa de catas, lo que ha incrementado el valor patrimonial del inmueble.

   En concreto, se ha llevado a cabo una actuación "muy significativa" en el retablo de la Virgen de Araceli, al que se ha devuelto su policromía originaria --con los colores típicos de la Compañía de Jesús: el blanco, el dorado y el negro--, oculta bajo una serie de repintes.

EXPOSICIÓN URBANA

   Dentro del programa de actividades se ha inaugurado la exposición urbana 'Recuperar la memoria. Intervención integral en el Santo Cristo', que se puede visitar en la plaza de la Constitución, hasta el próximo 8 de febrero.

   Por otro lado, desde este sábado al próximo 7 de febrero, es posible para el público acceder al interior de la iglesia restaurada, a través del programa de visitas guiadas y puertas abiertas.

   Además, los días 5 y 6 de febrero se celebrarán en el Auditorio del Museo Picasso Málaga (MPM) las jornadas científicas 'Memoria recuperada. Resultados de un proyecto de intervención', dirigidas a estudiantes universitarios y especialistas en patrimonio cultural.

   Estas actividades forman parte del plan de comunicación y difusión del proyecto, orientado desde sus inicios a generar compromiso y participación ciudadana, convirtiendo el edificio en un espacio de conocimiento y experiencia.

   Para el desarrollo del programa de actividades de difusión ha sido fundamental la colaboración de entidades locales, como el Ateneo de Málaga, la Hermandad de los Estudiantes --con sede en la Iglesia del Santo Cristo de la Salud-- y la Sociedad Económica de Amigos del País de Málaga.

   Los trabajos de recuperación de la iglesia han podido ser seguidos por los ciudadanos "en tiempo real" a través de la web del proyecto y el blog santocristomalaga.blogspot.com.es.

   También se han organizado ciclos de conferencias y, bajo la denominación 'Obra abierta', puertas abiertas y visitas guiadas que, durante siete meses en 2014, han permitido conocer de primera mano los trabajos realizados a un total de 3.329 personas, entre alumnos de educación secundaria, universitarios, profesionales de instituciones culturales, especialistas en patrimonio y público en general.

MUSEO DE LA ADUANA

   Por otra parte, preguntado por si se baraja una posible fecha para la apertura del futuro Museo de Málaga en el Palacio de la Aduana, Alonso ha recordado que se trata de un asunto que corresponde al Ministerio de Cultura, insistiendo en que "cuando nos lo entregue estaremos encantados de poderlo gestionar".

   "Me parece que llevamos mucho retraso, y me duele", ha subrayado, agregando que "en lo que no tengo competencias no puedo opinar". Así, ha expresado su "deseo" de que el ministerio "cumpla los plazos que ha dicho para final de 2015". "Ojalá pudiera ser un poquito antes, pero no puedo dar plazos", ha concluido.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Una mochila alerta a los viajeros de la estación de autobuses de Málaga
chevron_right
La oferta turística de Málaga se promocionará en los Países Bajos